El Procurador de la República, Omar Cabezas Lacayo, denunció un boicot de parte de algunos conductores de diversas rutas de transporte urbano colectivo al nuevo sistema de pago por tarjetas, a la vez que Marvin Pomares, director del Instituto Nicaragüense de Defensa del Consumidor (INDEC) señaló a la empresa MPESO de responsabilidad en los problemas por falta de disposición de recarga para las tarjetas.

La denuncia contra los buseros la realizó el procurador Cabezas durante una conferencia de prensa en la que hizo un llamado a las autoridades a hacer cumplir la ley en cuanto al actuar de un sector de los transportistas que no desean la implementación del moderno sistema de pago.

Al respecto, Cabezas saludó el cambio de sistema de pago, afirmando que es más rápido y representa un salto hacia la modernidad, pero reiteró que choferes de buses que andan con unidades que sólo están aceptando pago con tarjetas, y que rechazan esta modalidad, llegan a las paradas de buses y no abren la puerta o no se detienen, por lo cual los buses se miran vacíos o con muy pocos pasajeros.

Realmente en paradas como la de la Universidad Centroamericana (UCA) y la del Zumen, buses de distintas rutas pasaban de largo de la paradas con muy pocos pasajeros y otros que se paraban, no habrían la puerta y arrancaban rápido, en tanto que en los andenes, filas de personas intentaban obtener recargas para sus tarjetas.

Sin embargo, en casos como el del Zumen, el personal de MPESO levantó el kiosko argumentando que no tenían recarga, lo que suscitó la protesta de las personas que esperaban.

“Están boicoteando las tarjetas también al llegar a las paradas y decirles a los usuarios que paguen con dinero porque las tarjetas no sirven, pese a que la unidad de transporte dice que en ese bus solo se paga con tarjeta”, reiteró Cabezas Lacayo.

Llama a frenar boicot contra nuevo sistema

Cabezas Lacayo hizo un llamado a frenar el boicot iniciado por conductores de cooperativas contra la nueva forma de pago por medio de tarjeta del transporte urbano, añadiendo que esta modalidad es más simple que estarse sacando dinero del bolsillo y estar esperando vuelto.

Por otra parte, Marvin Pomares director del Instituto Nicaragüense de Defensa del Consumidor (INDEC), reiteró que el gobierno ha hecho un gran esfuerzo por cambiarles 835 buses viejos a las cooperativas por nuevos y que no puede ser que se estén dando esos abusos de un sector de transportistas, pero dijo que tampoco se puede permitir los problemas que está ocasionando la empresa operadora de las tarjetas, MPESO.

Pomares destacó que en los recorridos hechos con personal del INDEC por diversas paradas de buses constataron que personas de distintos sectores hacían filas demandando recargas para sus tarjetas de transporte colectivo, sin embargo se quejaban que continuamente el sistema estaba fallando y les decían que no había recarga, lo que les retrasaba tomar sus autobuses y llegar a su destino.

Problemas con recargas de MPESO

En este caso el problema no son los validadores, los cuales están funcionando bien, sino las recargas, además que el personal de MPESO llegó a las paradas de buses para poner el punto de recarga móvil hasta las ocho de la mañana, cuando la población comienza a moverse desde las cinco de la mañana, se quejó Pomares.

Por otra parte, solicitó a las autoridades que se mantenga por más tiempo el sistema mixto de pago hasta que la población termine acostumbrándose.

Entre tanto Danilo Sánchez, presidente de la organización de transportistas, Urecootraco, dijo que ciertamente estaban detenidos varios buses en los patios del depósito de autos de la Alcaldía de Managua, porque su conductores estaban afectando al nuevo sistema negándose a montar pasajeros que iban usando la tarjeta, demandándoles el pago en efectivo.

Por su parte Miguel Álvarez, de Urecotrain dijo que como organización conocieron de las irregularidades de parte de algunos conductores y en ese sentido dijo que el sistema no puede caer como rehén de ese grupo de personas, por lo cual en asamblea de transportistas se estaba viendo qué sanción tendrán los que estaban boicoteando la nueva forma de pago.

Verónica Reyes, una usuaria del transporte colectivo, dijo “no hay recarga, uno está perdiendo el tiempo y tenemos que ir a trabajar, tengo una hora de estar haciendo fila, en el Recreo los puestos dicen que no tienen recarga y aquí en el Zumen, en el puesto de MPESO tampoco hay".

Francisco Alvarado, director de IRTRAMMA, aceptó que existe inconformidad con el sistema de recarga de las tarjetas, pero indicó que este jueves hasta las 10 am ingresaron 25 mil recargas, mientras que el viernes a la misma hora se contabilizaban 50 mil.