El 45% de la población en Nicaragua utiliza la leña para hacer fuego, es precisamente por esta cifra que el Gobierno Sandinista, a través del Ministerio de Energía y Minas y la cooperación internacional, trabaja en un Plan Nacional para reducir este índice alarmante.

Durante un taller sobre "Planificación Estratégica del Programa Nacional del Uso Sostenible de la leña", realizado en un hotel de Managua, el compañero Emilio Rappaccioli, Ministro de Energía y Minas, indicó que proyectos como la refinería ‘El Supremo Sueño de Bolívar’ y la perforación del pozo petrolero en el mar Caribe, son, entre muchos otros, elementales para reducir el consumo de leña en el país.

“Hay que ver cómo se está consumiendo y perdiendo esa leña, porque hay mucho desperdicio; los hornos y las cocinas en las cuales se cocina son ineficientes, hay mucha pérdida al valor; además hay una contaminación por el humo y por el calor que mata a la familia, especialmente a las mujeres y a los niños”, señaló Rappaccioli.

Asimismo, indicó que entre Guatemala, Honduras y Nicaragua hay 37 mil personas que mueren anualmente producto de las enfermedades crónicas que produce el cocinar con leña; y sólo en Nicaragua, detalló que hay 2 millones de personas cocinando con este recurso.

“A nivel mundial, cerca del 40% de la población usa la leña, principalmente en los países subdesarrollados como el nuestro. Es por eso que este taller, al igual que otras actividades que se han venido desarrollando, tiene como objetivo principal analizar el valor que tiene la leña en su acceso de adquisición para bajar su consumo y producir los mismos beneficios”, explicó.

Klaus Hormberger, Coordinador del Programa de Energía y Desarrollo en Centroamérica, indicó que solo en Nicaragua, Honduras y Guatemala se estima que al menos hay una demanda de 4 millones de estufas mejoradas para reducir el consumo de leña.

“La idea es discutir las diferentes opciones que hay, y conseguir un financiamiento para esa cantidad de estufas. Este es el sentido de este taller, de sentarse con los especialistas y analizar las opciones. El Gobierno de Nicaragua luego va a formular una propuesta concreta, y esto se va a presentar a la cooperación internacional y ver el apoyo que varios países pueden dar a este plan”, refirió.

El compañero Humberto Reyes, Director General de Recursos Energéticos Renovables (DGRER), sostuvo que el Programa que el Gobierno Sandinista está elaborando es precisamente enfocado en la Responsabilidad Compartida, donde la población y las instituciones son parte de la solución que se dará para reducir el consumo de leña en el país.