En los municipios de Nueva Guinea, Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS) y en San Carlos, Río San Juan, Enatrel inauguró junto a nuevas familias protagonistas y autoridades locales dos proyectos de electrificación, llevando bienestar a más nicaragüenses por medio del acceso a la energía eléctrica.

Para cada hogar la llegada de la energía eléctrica es una bendición, pues luego de años de vivir en la oscuridad o con conexiones eléctricas inseguras, finalmente se cumple el sueño de contar con el acceso a la energía permanente y de calidad.

Las dificultades que las familias, muchas a cargo de mujeres, tuvieron que pasar durante años llegó a su final.

En el barrio “Detrás de la Uraccan” del municipio de Nueva Guinea, la joven madre de familia Eveling Cruz Torres, comenta que durante años su barrio permaneció en la oscuridad.

“Ahí vivíamos en lo oscuro, alumbrándonos sólo con candelas. En la noche tenía que levantarme con candelas para ver a los niños que estuvieran durmiendo bien”, explica Cruz.

La joven también señaló que los delincuentes aprovecharon la oscuridad del barrio para cometer sus fechorías, aumentando la peligrosidad de la zona. “Ahora con las luces prendidas, ya ven claro, ya no vienen para estos lados”, dijo la joven.

Por su parte doña Juliana Angulo, quien vive en ese mismo barrio desde hace 25 años, dio gracias a Dios y al Presidente Daniel, cuyo gobierno hizo posible llevar la energía eléctrica a cada vivienda.

“Aquí pasábamos grandes dificultades en lo oscuro, aquí sin caminos, ahí con pedazos de candelas, ahí nos parábamos en las culebras, hasta adentro se nos metían las culebras, eso era peligrosísimo para los niños, y por la delincuencia, pero ahora nos sentimos contentos, alegres, porque ahora tenemos luz”, expresó Angulo.

De la misma manera, los pobladores de la comunidad Quinta Lidia, ubicada en el municipio de San Carlos, departamento de Río San Juan, explicaron que tras años de vivir en oscuridad ahora sienten una mejoría en sus vidas gracias a la energía eléctrica.

Rosa Ruiz, habitante de una pequeña vivienda, afirmó que con la luz, hay más tiempo para hacer oficios domésticos y más espacios para pasar con la familia en otras actividades como ver noticias, novelas y algunas películas.

“Aquí los hombres se iban al billar a pasar el rato en la noche y las mujeres nos quedábamos en la casa aburridas, ahora eso se terminó, los chavalos están en sus casas viendo noticias y películas, o ayudando a los más pequeños a hacer las tareas de clase”, comentó Ruiz.

Don Maximino González, de 84 años, comenta que junto a su esposa, doña Petrona Reyes, tienen 18 años de vivir en la comunidad Quinta Lidia.

“Aquí tenemos el poco de candiles y candelas que antes utilizábamos para alumbrarnos”, dice don Maximino.

Señala que por muchos años en su comunidad pelearon con las autoridades de otros gobiernos para que les instalarán el servicio de energía eléctrica domiciliar.

“Nosotros peleamos por la luz desde que venimos, pero nunca los alcaldes liberales nos hicieron caso. Ahora la luz le llega a todo mundo, ahí vamos moros y cristianos, por eso hay que agradecerle a este gobierno”, comenta.

Los octogenarios, que viven de la pensión de vejez y de la venta de nacatamales, aseguran que el reto de las familias es utilizar bien la energía y no desperdiciarla, para que también sean protagonistas del subsidio a la tarifa de energía que otorga el gobierno a las familias de escasos recursos económicos.

Según Mario Esquivel, representante de Enatrel, en total se restituyó el derecho al acceso a la energía eléctrica a 127 personas de ambas comunidades.

En Nueva Guinea se atendió a 57 pobladores, construyendo una red de 0.32 kilómetros a un costo de 248 mil córdobas, mientras que en el municipio de San Carlos, se atendió a 70 personas, construyendo una red de 1.18 kilómetros con una inversión de 502 mil 403 córdobas.

Esquivel informó que al 30 de agosto Enatrel estaba completando la electrificación de 500 comunidades. Asimismo, dijo que en este momento se esta licitando proyectos de electrificación en 800 comunidades, para cumplir con el plan de electrificación del 2013.