El ingeniero Edwin Guillén, director técnico del Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía Renovable, que impulsa el gobierno sandinista, dijo, al dar a conocer las obras de legalización que se están realizando en el barrio Marvin Salazar de San Benito, que en esa comunidad son aproximadamente dos mil familias a las que finalmente les serán restituidos sus derechos a la energía.

En las calles de ese barrio semi rural, cuadrillas de Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL) trabajan para instalar la red de cables que llevarán energía estable a las familias de ese sector, atendiendo las demandas de la población del Marvin Salazar.

El ingeniero Guillén explicó que son 600 barrios los que serán normalizados en el uso de la energía eléctrica en el país y agregó que solo en Managua son más de 650 barrios a los que se les cambiarán las redes de pedazos de cables puestos de manera ilegal, por buenas redes.

Destacó “en Managua se está empezando con la legalización de los primeros 30 barrios, pero este mismo año seguiremos con otros 45, para sumar un total de 75 barrios en este 2013”.

Por su lado el pastor José Luis Alvarado, de la iglesia presbiteriana Navidad, dijo “pienso que este proyecto es selectivo, muy bueno, pienso que la población tiene que responder de la misma manera al mejorarse la calidad del servicio de energía eléctrica”.

Entre tanto Julio Lagos afirmó “para nosotros es un gran beneficio que nos pongan un mejor servicio, porque en verdad muchas veces se arruinaban los aparatos eléctricos y se cortaban los alambres a causa de cortocircuitos, en ese sentido tenemos beneficio con el nuevo tendido eléctrico”.

Por su parte el dirigente comunitario Walter Fuentes explicó “estamos agradecidos con el gobierno sandinista porque este proyecto vendrá a impulsar el desarrollo en nuestra comunidad, tras muchos años de atraso en materia de electrificación, esperamos que esto nos de impulso económico y que ayude a crear fuentes de ingreso y de comercio”.