El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, informó a través de su cuenta en Twitter (@NicolasMaduro) que partió a la República Popular China con el fin de fortalecer la relación entre ambas naciones.

“Rumbo a China, son tiempos de cosecha en nuestra relación de patrias hermanas. Valga la fiesta de la luna para alumbrar nuestros caminos”, indicó textualmente el Presidente en la red social.

Unas horas antes, el gobierno de Estados Unidos negó el permiso de sobrevuelo del avión presidencial venezolano por territorio de Puerto Rico en su ruta hacia China, hecho que fue repudiado por el Mandatario de Venezuela.

"Hoy ha pasado algo indignante, Estados Unidos nos niega el sobrevuelo por territorio de Puerto Rico, que ustedes saben que es un Estado colonizado por Estados Unidos a principios del siglo XX, para nosotros no ir a China. Yo he ordenado hacer otra ruta, aunque sea más larga, porque vamos a reforzar las relaciones con la potencia del siglo XXI”, manifestó.

La decisión se conoció cuando el Presidente se disponía a emprender el trayecto hacia China donde sostendrá una visita de trabajo los días 21 y 22 de septiembre, cuyo objetivo fundamental es afianzar las relaciones estratégicas con el gigante asiático y dar seguimiento a las distintas áreas de cooperación bilateral.

La información fue dada a conocer por el ministro de Relaciones Exteriores venezolano, Elías Jaua, "Hemos recibido la información por parte de las autoridades norteamericanas de que se nos ha negado el sobrevuelo sobre el espacio aéreo norteamericano", señaló.

En ese sentido, Jaua denunció que el hecho constituye una "agresión más del imperialismo norteamericano contra el Gobierno de la República Bolivariana". Cuestionó que "nadie puede negarle el sobrevuelo a un avión que transporta a un Presidente de la República en un viaje de Estado internacional” y que "no hay ningún argumento válido para negar ese sobrevuelo".