Jacinta Pineda es una humilde mujer del anexo de Villa Libertad, que desde hace tres meses no ha podido preparar las tortillas que durante 7 años les viene ofertando a sus vecinos, la razón principal, es que el techo de su vivienda lo tiene dañado.

Pero esta semana doña Jacinta volverá a involucrarse en la actividad productiva de su comunidad, gracias a que se convirtió en protagonista del Plan Techo, que por quinta ocasión fue entregado a familias de 47 barrios del Distrito VII de Managua.

“Gracias a Dios me llegó esta bendición, lo primero que haré es instalar esas laminas en la parte donde pongo el fogón para hacer las tortillas. Le agradezco al Comandante Daniel Ortega por acordarse de esta humilde viejita”, dijo doña Jacinta, minutos después de recibir las 10 laminas de zinc.

Así como esta humilde mujer que elabora tortillas recibió el Plan Techo, también se convirtieron en propietarios de este programa solidario, 400 nuevas familias del Distrito VII, para llegar a 2 mil núcleos familiares en lo que va del año en esta zona, pero suman 14 mil en toda Managua capital.

“Por estas razones es que este gobierno tiene el apoyo de los pobres, sus programas ayudan a los pobres, a las familias que tenemos problemas económicos, por eso el comandante Daniel y su esposa Rosario Murillo tienen nuestro apoyo”, refirió doña Jacinta.

“Nos sentimos muy Bendecidos, Prosperados y en Victoria como dice el eslogan y también lo decimos en la Iglesia Evangélica. Es un gran beneficio para toda la familias, porque en una misma casa están varias familias, entonces nos beneficiamos todos”, citó doña Nora Fonseca que reside en el barrio Villa Flor Sur.

En tanto doña Martha Álvarez del barrio Jericó, asegura que gracias al Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario, las familias pobres de Nicaragua han vuelto a tener esperanzas y apoyo de un gobierno “que está inspirado en el Amor y la Solidaridad”.

“Me siento alegre porque ya no me voy a mojar, le doy gracias a Dios, porque primero es Dios y después lo terrenal, entonces le doy gracias al Gobierno por todo lo que se preocupa por nuestro pueblo”, mencionó Donald Ruiz del barrio Laureles Sur.

A esta nueva entrega del Plan Techo llegó Monseñor Eddy Montenegro, el vicealcalde de Managua compañero Enrique Armas, autoridades del Distrito VII y las 400 familias que se convirtieron en protagonistas de esta nueva entrega.

Monseñor Montenegro dijo que este Plan Techo viene a bendecir a decenas de familias pobres, que en estos momentos que está lloviendo fuerte, el zinc es muy necesario.

“El Plan Techo ha venido a dar mejoría en los cuatro puntos cardinales de Nicaragua, la gente lo recibe con gran entusiasmo y el Gobierno junto a las alcaldías viene acompañando a las familias, sobre todo en estos momentos de emergencia cuando vemos casas inundadas o dañadas, inmediatamente las alcaldías reaccionan a instrucción del gobierno central para llevar esa ayuda solidaria”, dijo Montenegro.