El Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) y la Embajada de la hermana República de México firmaron un convenio de financiamiento para la rehabilitación y mejoramiento del tramo carretero Empalme Nejapa-Empalme Puerto Sandino, cuya longitud es de 50.6 kilómetros.

El fondo de inversión propiciado por México será administrado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), y la carretera será construida a base de concreto hidráulico, cuya duración es mayor a los 25 años de vida.

El compañero Fernando Martínez, titular del MTI, detalló que la inversión para esta proyecto será de 1 mil 18 millones, 397 mil 784 córdobas; además precisó que la carretera de losas de concreto, llevará carriles con un ancho de 3.60 (mts) y 1.20 (mts) de hondo; lo cual viene a dar mayor seguridad.

“Esta carretera va a beneficiar a comunidades como La Paz Centro y Nagarote; al tener esta carretera nueva, estaremos descongestionando el tráfico y evitando accidentes y muertes. Además, de manera directa, estará incentivando centros turísticos como Montelimar, Pochomil, Masachapa, El Tránsito, El Velero, y las zonas agropecuarias e industriales del país”, indicó.

Martínez sostuvo que este proyecto carretero es parte de las políticas de desarrollo que impulsa como una prioridad el Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional que conduce el Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo.

El Sr. Juan Rodrigo Labardini Flores, Embajador de México, expresó que la construcción de esta carretera es un sueño el cual su país ha querido apostar para el desarrollo de Nicaragua, quien es un pueblo hermano.

“Es importante desarrollar la infraestructura, porque al haber mayor comunicación y mayor transitabilidad dentro de los puertos y ciudades de Nicaragua, esto habrá de incrementar el comercio, y este crecimiento se ve a nivel centroamericano”, manifestó.

Edna Meléndez, del BCIE, refirió que esta entidad bancaria ha venido trabajando arduamente con el MTI y la Embajada de México para concretar este proyecto, mismo que generará un enorme impacto económico para las familias nicaragüenses.