El Representante de Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, doctor Carlos Argüello, aseguró que la nueva demanda de Nicaragua contra Colombia para la delimitación marítima más allá de las 200 millas náuticas, no es más que la continuidad del juicio del cual la Corte ya falló en noviembre del 2012.

En declaraciones vía telefónica a los Medios del Poder de las Familias y Comunidades, el agente nicaragüense, recordó que en el fallo anterior la Corte destacó que no tenía elementos suficientes para determinar la plataforma continental de Nicaragua más allá de las 200 millas náuticas.

“Lo que estamos discutiendo ahorita con esta nueva demanda es lo que la Corte no definió, (lo que) no quedó claro en ese primer punto”, expresó.

Argüello manifestó que Colombia conoce claramente esta aspiración de Nicaragua, ya que fue algo que el país había solicitado a La Haya en el juicio anterior. Señaló que incluso Costa Rica, Honduras y Jamaica sabían de esta solicitud.

Aclara que juicio es exclusivamente contra Colombia

En relación a los planteamientos de Costa Rica, Panamá y Jamaica de que esta nueva demanda les está afectando sus derechos en el Caribe, el embajador nicaragüense sostuvo que estos países no deben preocuparse ya que lo que se va a ventilar en el juicio son los derechos de Nicaragua en correspondencia a los de Colombia.

“Les afecta si nosotros estuviéramos pidiendo parte del territorio de Costa Rica”, manifestó.

“La Corte no puede afectar derechos de estados que no son parte del juicio. Nicaragua no está pidiendo que delimite con Jamaica o que delimite la plataforma con Panamá o con Costa Rica, está pidiendo que delimite con Colombia. La Corte únicamente puede fallar eso”, explicó.

Argüello dijo que es sorprendente que Costa Rica, país que tiene aún juicios pendientes en la Corte, esté dudando que esta falle en su perjuicio sin ser parte en esta nueva demanda.

En este sentido dijo que lo que busca Nicaragua es no afectar a terceros estados.

“Lo decimos directamente en nuestra demanda”, afirmó, destacando que de todas maneras la Corte está en la obligación de no perjudicar intereses de estados que no son parte del juicio.

Afirmó que son casi 70 estados del mundo que han solicitado una plataforma continental más allá de las 200 millas.

“Eso se basa en el derecho internacional, no en un invento de Nicaragua. Costa Rica misma que está hablando de estas cosas, está pidiendo una plataforma más extensa en el Pacífico más allá de las 200 millas. Nicaragua no es que está inventando esto o queriendo ingresar a territorios a los que no tiene derechos, está reclamando únicamente lo que es suyo, lo que el derecho le autoriza”, sostuvo.

Para Colombia, no existe el derecho internacional

Afirmó que el argumento de que Nicaragua tiene una ambición desmedida es absurdo, ya que lo único que está haciendo es pidiendo lo que en derecho le corresponde.

“La ambición de Colombia sí era desmedida y continúa siéndolo. Colombia ambicionaba tener derecho hasta el meridiano 82, dejándole a Nicaragua menos de una tercera parte de las 200 millas náuticas que ya nos fueron reconocidas”, aseguró.

Recordó que esa ambición de Colombia fue impuesta a Nicaragua durante décadas haciendo uso de su poderío naval.

“Los barcos pesqueros nuestros que pasaban esa línea (el meridiano 82) los capturaban, ponían en la cárcel a los marinos y los multaban”, subrayó.

Tachó como prepotencia la posición que ha mantenido Colombia al desconocer la aplicabilidad del fallo de la Corte.

“No existe el derecho internacional para ellos, más que lo que ellos dicen. ¿Si eso no es ambición desmedida entonces qué será?”, dijo expresando que Colombia y Costa Rica lo que están haciendo es achacarle a Nicaragua lo que ellos está haciendo

Colombia no puede desconocer jurisdicción de La Haya

Ante el posible desconocimiento de Colombia a la jurisdicción de la Corte, el agente nicaragüense recordó este país ya intentó hacerlo durante el juicio anterior.

“Es posible que lo intente ahora. Francamente lo veo incluso muy difícil jurídicamente. Sería tirado de los pelos que pretenda escabullirse de la jurisdicción, pero como ya lo hizo anteriormente no sería nada raro que lo intentara”, dijo.

“En el fondo lo único que eso implicará para nosotros, como implicó anteriormente, es una fase adicional en el juicio, más gastos, pero tenga absolutamente la plena seguridad que la Corte va a encontrar que tiene jurisdicción, y (que) no depende de las autoridades colombianas, ni del presidente de Colombia, ni de la Corte Suprema de Colombia, ni del Senado, ni del Congreso colombiano si hay jurisdicción o no. Eso es la Corte Internacional la que lo decide”, manifestó.

Argüello aclaró que la sentencia que ya emitió la Corte no necesita de ningún tipo de acuerdo para que Colombia la obedezca.

“Dado ese ambiente en Colombia que no quieren aceptar la aplicabilidad de la sentencia original, mal pudiéramos estar hablando y sentándonos con ellos para discutir sobre la plataforma continental más allá de las 200 millas”, expresó.

Indicó que si bien ya hay una demanda, Nicaragua estaría anuente a conversar el tema con Colombia si este país así lo desea. Al respecto, señaló que hay temas de pesca en los cuales ambos estados también pueden llegar a un acuerdo.

Argüello dijo que existe la confianza de que en esta nueva demanda prevalecerán los derechos que reclama Nicaragua.