Colombia expuso ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sus argumentos para considerar "inaplicable" un fallo que le restituyó a Nicaragua más de 90.000 km2 de mar en el Caribe, dijo la canciller María Angela Holguín en una entrevista publicada el domingo.

"El viernes pasado un delegado de Colombia se reunió con el vicepresidente de la Corte y el secretario general para explicar las razones por las cuales hay dificultades para aplicar el fallo", señaló la diplomática al diario El Tiempo de Bogotá.

Colombia ha mantenido una posición de desacato al fallo de La Haya, apelando a un supuesto carácter "inaplicable" del mismo, lo cual ha sido rechazado por diversas voces, tanto nicaragüenses, como colombianas.

Sin embargo, al mismo tiempo las autoridades han expresado su disposición a iniciar un diálogo con Managua, tal y como lo propuso el Presidente Daniel Ortega recientemente, con el fin de encontrar una salida a la disputa.

"Colombia está abierta al diálogo con Nicaragua para celebrar un tratado que establezca los límites y un régimen jurídico que contribuya a la seguridad y la estabilidad en la región. El gobierno ha dicho que espera el pronunciamiento de la Corte Constitucional antes de iniciar cualquier acción", declaró Holguín.

El Gobierno de Nicaragua, por su parte, ha manifestado que un eventual diálogo debe encaminarse a firmar un tratado que le dé cumplimiento al fallo de la Corte.

En noviembre de 2012 la CIJ, al resolver una demanda de Nicaragua, confirmó la soberanía de Colombia sobre el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina y cayos adyacentes.

Pero también amplió la plataforma continental de Nicaragua en más de 90.000 km2.

Sin embargo, el gobierno nicaragüense anunció en mayo que consideraba otra demanda contra Colombia para reclamar la totalidad de las 200 millas de plataforma continental a las que el país tiene derecho.