“En esta Semana de Pascua tenemos que darle gracias sobre todo a Nuestro Señor Jesucristo, pues se hizo Hombre, tomó la condición de siervo, la condición de esclavo y se somete a la muerte de cruz”.

Indicó que una vez concluida la Semana Santa, debemos seguir con ese fervor, tratando de llevar una vida cristiana, “porque en el momento de la muerte tenemos que dar cuenta a Dios todos nosotros: ricos, pobres, chicos, grandes, todos tenemos que dar cuenta al Señor de nuestras obras, si son buenas o malas. Ojalá que sigamos siempre caminando en la presencia del Señor”.

Subrayó que siempre es importante que todo ser humano se haga una “examen de conciencia” y arrepentirnos de todos nuestros pecados.

Cristo vence la muerte

Recordó que Jesucristo al resucitar al tercer día, se le aparece a distintas personas indicando que venció la muerte. Subrayó que este próximo fin de semana se celebra el “Domingo de la Misericordia”.

“Dios es misericordioso, aunque seamos pecadores cuando mira buena voluntad de uno que quiere cambiar, pues el Señor nos perdona, no solamente siete veces, sino setenta veces siete, es decir siempre”.

Pueblo demostró amor a Jesús

El alto prelado deseo unas felices pascuas de resurrección a los nicaragüenses, a quien calificó de ser un pueblo con profundas raíces cristianas y amante de la vida.

“El pueblo nicaragüense es muy fervoroso, es un pueblo que sabe celebrar la Semana Santa con mucho entusiasmo y con mucho respeto. Ahí lo vi rezando el Vía Crucis, no solamente aquí en Managua, sino en distintas partes, creo que nuestro Señor estará muy contento con la actuación del pueblo nicaragüense, que se quedó gran parte se quedó en Managua, celebrando pues la muerte y resurrección del Señor Jesucristo”, expresó

“Sabemos que Cristo murió y que resucitó al tercer día. San Pablo dice ‘si Cristo no hubiera resucitado, sería vana nuestra fe. Entonces nos alegramos de la resurrección de Cristo y la hemos celebrado con mucho entusiasmo ayer domingo”, citó el jerarca.

El Cardenal Miguel Obando en su mensaje destacó el esfuerzo desarrollado por cada una de las instituciones del Gobierno Sandinista, que por orientación del Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, garantizaron la tranquilidad y seguridad de las familias.

“Han trabajado muchas personas, la Cruz Roja, otras personalidades (instituciones) interesándose para que no se ahogara la gente en las quebradas, en los ríos. Creo que esto es una obra de bondad, de misericordia que tenemos que agradecerla y el Señor pues sabrá que recompensar con creces a todas las personas que se interesaron por el bien de la gente que iba a los balnearios y también sobretodo recordamos a la gente que celebró la Semana Santa con sus procesiones, asistiendo a las diversas ceremonias litúrgicas, creo que es digna de encomio”, señaló su Eminencia.