En la historia nicaragüense el mes de Septiembre está preñado de honor y de gloria, de gestas y hazañas que nos llenan de orgullo patrio y nos sirven de acicate para mantener en alto, libre y soberana a la bandera azul y blanco de la Patria. El 14 de septiembre de 1856: Batalla de San Jacinto. Derrota de los expansionistas yankys encabezados por Byron Cole. Se destacan el Coronel José Dolores Estrada y el sargento Andrés Castro, por su valor y combatividad. El 15 de septiembre de 1821: Se proclamó en Guatemala la Independencia de Centroamérica de la Corona Española.

Hoy en día, más allá de los vistosos desfiles escolares donde los estudiantes saludan a la Bandera, conmemoran la Independencia y se comprometen con la Patria. Este mes encierra luchas heroicas que marcaron la vida y la historia de este país. Por ejemplo:

En un mes de Septiembre el General Sandino firma el Acta Constitutiva del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional, se inició el movimiento guerrillero dirigido por el general Ramón Raudales, En una acción solidaria del FSLN con la justa causa de los pueblos árabes, cae herido mortalmente el combatiente sandinista Patricio Argüello.

En un mes de Septiembre de diferentes años, centenares de patriotas ofrendaron su vida por la independencia, la soberanía, la libertad y el bienestar de nuestro pueblo entre ellos podemos mencionar a Juan Antonio Ríos, Bernardino Díaz Ochoa Jacinto Hernández, Fidel Aguilar, César Amador Molina, Ulises Tapia Roa, Israel Rodríguez Zelaya, Gustavo Adolfo Arguello, Ernesto Castillo Salaverry Filemón Rivera, Bonifacio Montoya, Tino Maldonado, Edgar Munguía Álvarez, Juan José Quezada, Jonathan González, Ricardo Morales Avilés, Oscar Turcios, el Héroe Nacional Rigoberto López Pérez ajusticia al dictador Anastasio Somoza García, iniciando el principio del fin de la dictadura. Todos ellos y muchos otros más abonaron con su sangre el árbol de la vida que hoy crece frondoso en esta Nicaragua bendita de Dios.

También en el mes de Setiembre se conmemora en Nicaragua y el mundo el Día Internacional de la Paz y el día de la traducción de la Biblia al español. En nuestro caso el último domingo de Septiembre de cada año en base al Decreto Presidencial No. 3317 publicado en La Gaceta No. 149 , los cristianos evangélicos (deberíamos de ser todos los cristianos) conmemoramos ese hecho histórico de haber recibido en nuestras manos y en nuestro idioma el Testamento escrito de Dios para la humanidad conocido como Santa Biblia.

En las plazas municipales, pueblos y comarcas miles de evangélicos marcharan y se concentraran para conmemorar el 444 Aniversario de la Traducción de la Biblia al Castellano, darles gracias a Dios por los precursores del Evangelio y asumir nuevos compromisos con el Evangelio del Reino. En la Biblia se nos habla de Leyes, Decretos y Estatutos y por sobre todo se nos revela el gran amor que tiene Dios para la humanidad, que envió a su único hijo Jesús a este Planeta Tierra, a nacer del vientre de la Virgen María para rescatarnos de la muerte eterna, y darnos vida en abundancia.

En consecuencia este es un mes con muchas razones para celebrar y para comprometernos con la Patria, con la vida y el futuro de nuestro pueblo, máxime en estos momentos donde nuestra soberanía se ve amenazada por el egoísmo y la ambición de gobiernos vecinos. ¡Salve a ti Nicaragua¡