El gobierno de Colombia no tiene argumentos jurídicos para desconocer la sentencia de la Corte Internacional de Justicia de la Haya del pasado 19 de noviembre, afirmó hoy el diputado ante el PARLACEN, doctor José Antonio Alvarado.

La posición de Colombia de desconocer el fallo “jurídicamente es absurda y políticamente solo tiene sentido a lo interno, afirmó el diputado Alvarado Correa.

Explicó que el tratado de Viena firmado en el año de 1969, en su artículo 27 establece que los estados partes no pueden hacer uso de su legislación interna como pretexto para cumplir la sentencia y compromisos internacionales.

“El tema de que la ley interna de Colombia, incluida la constitución establezca que se necesita un tratado para reformar los limites, es falso”, aseguró el diputado Alvarado Correa, y agrega que el mismo tratado de Viena deja claro que “aunque tenga preceptos constitucionales que sean contradictorios a una resolución judicial, no puede ser argumento para desconocerlo, por lo tanto Colombia tiene que cumplirlo”.

Dijo que es falso que se necesite un tratado para implementar el fallo de la corte, y el único camino que le queda es acatarlo.

El diputado Alvarado Correa resaltó la actitud del Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra de ser “muy diplomática y bien generoso con el trato al presidente Santos”.

Lo que pasa es que Colombia trata de ganar tiempo en una carrera por la reelección presidencial, y con su posición está dañando el entretejido jurídico y la visión de paz, resaltó Alvarado Correa.

El PARLACEN promueve que toda América Latina sea una zona de paz.

Nicaragua debe consolidar su posición, es una posición nacional la que todos respaldamos la sentencia de la corte y el actuar del gobierno en defensa del fallo, señaló Alvarado.

El caso Panamá

La demanda de Panamá no tiene lógica, porque el fallo de la corte deja fuera los derechos del país canalero, el fallo no argumenta nada que vaya en contra de sus derechos, señaló el diputado centroamericano.

En el caso de Costa Rica es diferente, porque ellos suscriben un tratado con Colombia, en un intento por asegurarse mayor cantidad de aguas territoriales.