Con la Constitución Política custodiada por la Guardia de Honor del Ejército de Nicaragua, 76 diputados de todas las bancadas legislativas votaron a favor de una declaración que respalda la posición del Presidente Daniel Ortega y el Gobierno de Nicaragua, en relación a lograr un acuerdo con Colombia, que permita la aplicación y ejecución del fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, en el que se le restituyó a nuestro país territorio marítimo en el Caribe.

Teniendo como escenario la Hacienda de San Jacinto, símbolo de la gallardía, resistencia y lucha del pueblo nicaragüense, los legisladores nicaragüenses protagonizaron una histórica sesión para respaldar al Gobierno de Nicaragua y llamar a la unidad de todos los sectores ante las pretensiones de Colombia de desconocer el fallo del 19 de noviembre pasado.

“Respaldar totalmente la posición del Gobierno de Nicaragua para una solución pacífica a través de la firma de un Tratado de aplicación del Fallo y oponerse a la propuesta del Presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos de celebrar un Tratado Bilateral para establecer los nuevos límites territoriales entre ambos países”, dice el primero de los cinco puntos que contiene la declaración.

En el segundo punto, los diputados rechazan las declaraciones del mandatario colombiano, a quien le hacen un llamado a establecer un dialogo con el Gobierno de Nicaragua a través de una Comisión Binacional, para que de esa manera dar cumplimiento a lo establecido por la CIJ.

“Instar al Gobierno de la República de Colombia, a cumplir con lo que establece el Derecho Internacional y acatar como es debido, el fallo de la CIJ, que es definitivo, de ineludible cumplimiento y de aplicación directa”, refiere el tercer punto de la declaración.

Los legisladores nicaragüenses, hacen eco de las palabras del Presidente Daniel Ortega “que prevalezca la Paz y no llevar esta situación a una confrontación”, a través del diálogo político y la solución pacifica de las controversias para profundizar el clima de paz en la región latinoamericana y caribeña.

Defenderemos a Nicaragua palmo a palmo

En el último punto, mandatan a la Junta Directiva de la Asamblea Nacional remitir la declaración ante el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua, para que hagan entrega a la representación de las Naciones Unidas y Organización de Estados Americanos.

Antes de ser aprobada la declaración el diputado del FSLN compañero Edwin Castro dijo que se aprueba la declaración en un lugar donde la soberanía fue defendida por un pequeño grupo de patriotas que resistieron y triunfaron ante el invasor.

“Ese mar territorial siempre fue nuestro, lo único que hizo la Haya fue reconocerlo lo que históricamente siempre ha sido nicaragüense y que ha querido ser usurpado por Colombia. Con ese espíritu de Paz, de Dialogo, que nos da la fortaleza de nuestros Héroes y Mártires, de la sangre derramada aquí en San Jacinto, es que venimos con ese espíritu de Paz, con ese olivo en una mano, pero que sepan también los colombianos que tenemos la espada en la otra”, dijo Castro.

Agregó que lo único que cabe es negociar la aplicación del fallo de la CIJ, no un tratado de límites marítimos. “Por mucho tiempo nos fue pretendido quitarnos ese mar territorial, que hoy la historia, la razón, la justicia nos las da”.

El Presidente de la Comisión del Exterior Jacinto Suárez, recordó que hace 157 años, un 12 de septiembre de 1856, se firmó días antes de la Batalla de San Jacinto un acuerdo nacional de defensa de la soberanía ante los filibusteros, fecha que ahora coincide con la aprobación de la declaración en contra de la posición colombiana.

“La posición del Presidente Daniel Ortega es una posición nacional no es la posición de un gobierno, ni de un partido, es nacional y significa que Nicaragua está unida a defender las aguas que siempre fueron de ellas y a pedir a Colombia que negocie, que converse, que haga lo que le parezca mejor, pero que esas aguas y como dijo el Jefe del Ejército (General Julio César Avilés Castillo) ni una gota es de ellos”.

El jefe de la bancada del PLI Luis Callejas, manifestó que la unidad de todos los nicaragüenses debe ser primera, ante cualquier criterio político, ya que el territorio nacional no es negociable.

“Nuestro territorio no es negociable, porque tenemos el deber histórico de no permitir que se entregue (…) es responsabilidad de todos nosotros protegerlo y defenderlo y que no nos ocurra, por lo que estamos aquí hoy, que por no proteger ni defender nuestra soberanía y nuestro territorio nos vimos envueltos en los hechos que se dieron en esta haciendo, la Batalla de San Jacinto, por eso estamos firmando este decreto, necesitamos unirnos los nicaragüenses y defender nuestra soberanía palmo a palmo, ni un centímetro se negocia”, dijo Callejas.

La declaración legislativa se aprobó durante una sesión especial de la Asamblea Nacional celebrada en Conmemoración del 192 Aniversario de la Independencia de Centroamérica, 175 Aniversario de aprobación de la primera Constitución Política de la República de Nicaragua y del 157 Aniversario de la Batalla de San Jacinto.