Un lazo amarillo prendido en el pecho se ha convertido en la expresión de solidaridad con los cinco héroes antiterroristas cubanos, Gerardo Hernández, Ramón Labañino, René González, Fernando González y Antonio Guerrero, injustamente encarcelados en las mazmorras de Estados Unidos.

Este jueves han cumplido 15 años de encarcelamiento y durante un acto realizado en la Plaza Cuba, Nicaragua se ha unido a ese clamor mundial que exige la libertad para los cuatros héroes que aún continúan detenidos (René González está libre luego de pasar 12 años preso).

El embajador de Cuba en Nicaragua, Eduardo Martínez, explicó que con esta campaña mundial lo que se quiere es fundamentalmente incidir en la opinión pública estadounidense acerca de la injusticia que se está cometiendo.

Martínez afirmó que se tratará de mostrar la verdad a los estadounidense y que estos ayuden a presionar al presidente Barack Obama para que finalmente libere a los patriotas cubanos.

Señaló que René González, el único liberado del grupo, ha ideado la campaña de distribuir lazos y cintas amarillas en solidaridad con sus compañeros.

Manifestó que este es un símbolo de esperanza que usaban las familias estadounidenses cuando uno de sus miembros resultaba prisionero de guerra en Vietnam.

“Eso es lo que estamos expresando con esto, de que el pueblo cubano, todos los pueblos del mundo están esperando a estos compañeros, que hay una gran solidaridad”, afirmó.

El diplomático indicó que el pueblo estadounidense es solidario, pero que desconoce la verdad sobre los cinco héroes cubanos.

“Fuera de Miami este caso no se conoce. Ellos se han encargado de hacer una censura a los grandes medios para que no se conozca, porque cuando el caso se conozca tal y como es, la gente se va a dar cuenta”, sostuvo.

Martínez recordó que la información obtenida por los cinco había sido trasladada al FBI, con lo cual se esperaba contribuir a evitar actos terroristas, como los efectuados por el terrorista Luis Posada Carrilles, quien se pasea libremente por Miami mientras los cinco héroes cubanos permanecen presos.

El embajador de Venezuela, Javier Arrúe, quien también estuvo presente en el acto, dijo que el encarcelamiento de los cinco es vergüenza para la humanidad entera.

Expresó que lo que está pasando es que el imperio se está ensañando contra ellos.

“Por luchar contra el terrorismo han sido condenados, algunos hasta con tres cadenas perpetuas. Eso es una especie de ofensa a la humanidad,”, indicó.

Arrúe recordó que el comandante eterno Hugo Chávez siempre se solidarizó con Cuba, de allí que hoy el pueblo venezolano y el gobierno de Nicolás Maduro reiteran su voz de indignación contra esta injusticia y lo tanto su solidaridad con Gerardo, Ramón, René, Fernando y Antonio.