“Creo que cuando haces algo delante de todo el mundo no puedes echarte atrás y pedir perdón”, dijo Miley Cyrus según reporta el diario La Opinión. “Lo hice y no hay vuelta atrás”. Esto en referencia a la presentación en los MTV Video Music Awards, en la que dejó definitivamente atrás la cándida imagen de la chica Disney, Hannah Montana.

“Todo lo hago por una razón y mi madre está muy orgullosa de mí”, comentó entre risas. La joven intérprete no muestra ningún arrepentimiento por la notoriedad adquirida a través de la calificada como "escandalosa" presentaicón. Además asegura que su madre, Tish Cyrus, aplaude sus decisiones, según difunde People en Español.

Sacar la lengua al tomarse fotos no es algo nuevo para la artista. Lo ha venido haciendo desde su adolescencia, aunque confiesa estar aburrida de ese gesto. “Es algo que me sale solo, así se ha convertido en parte de mi estilo, pero ya estoy un poco cansada [de sacar la lengua]. Creo que voy a cambiar”, dijo al programa de televisión Francés Le Grand Journal.

Por otro lado, la cantante admitió que necesitaba hacer algo drástico para ser el centro de atención y con eso dejar atrás su papel de la inocente Hannah Montana. “Quería ser el centro del mundo y creo que lo he conseguido en estas dos últimas semanas”, dijo. “Todo vale si se hace con una buena intención. Además, después de los premios todos están pensando en qué voy a hacer en mi siguiente actuación. Haré lo que me apetezca para que la gente me recuerde”.