Autoridades del Ministerio de Salud, mediante una conferencia de prensa, brindaron el último informe de la situación epidemiológica de nuestro país, en la que se reporta el fallecimiento de un menor de nueve meses, a causa de Leptospirosis, quien habitaba en uno de los barrios de la capital.

Las autoridades señalaron que debido a esta situación lamentable ellos continúan trabajando en la campaña de desratización en la que han logrado aplicar el insecticida conocido como Biorat en 30,699 viviendas, logrando garantizar la seguridad de más de 184 mil habitantes, sin embargo destacaron que la prevención de las enfermedades a través de la limpieza de los hogares es de suma importancia para evitar que se continúen registrando situaciones como estas.

Durante su intervención, la doctora Carolina Dávila, Directora de Servicios de Salud del Silais Managua, se refirió a este fallecimiento, siendo el segundo que se registra en lo que va del año a causa de la Leptospirosis, así mismo afirmó que el personal médico continua trabajando en la campaña de prevención de esta y otras enfermedades que proliferan en el período de invierno.

“El fallecimiento de este menor es el segundo caso registrado en el departamento de Managua en lo que va del mes de septiembre con una diferencia mínima de tres semanas, lo que nos llena de preocupación, sin embargo queremos informarle a la población que nosotros desde el mes de agosto hemos estado efectuando las acciones pertinentes para evitar el incremento en los casos de esta enfermedad a través de la aplicación de Biorat en las viviendas, escuelas y mercados de la capital” señaló.

“Queremos informarle a la población que nosotros ya estamos tomando las medidas higiénicas y de salud en el barrio donde habitaba el niño, de igual forma ya hemos iniciado con la medicación como es pertinente y lo establece el manejo para estos casos en el territorio así como la medicación de los pacientes que se encuentran en ese sector, sin embargo debemos mantener siempre esa responsabilidad compartida desde los hogares, haciendo constantemente jornadas de limpieza dentro de los mismos para que los roedores no ingresen” enfatizó Dávila.

Por su parte el doctor Edmundo Sánchez, miembro del equipo de epidemiología, brindó algunas recomendaciones básicas en cuanto a la limpieza de los hogares y el cuido que se debe tener con los menores.

“Los niños y las personas adultas son los más desprotegidos ante situaciones de contagio, los roedores en busca de alimentos llegan hasta donde hay restos de comida en nuestras viviendas y es ahí cuando contaminan los utensilios de cocina o el mismo biberón de nuestros niños, lo que pone en situaciones de riesgo a nuestra población sin que nos demos cuenta. Tenemos niños que pueden estar muy bien cuidados por sus padres sin embargo en la noche puede ocurrir la contaminación de los lugares donde están nuestras pertenencias” afirmó.

“El lavado con agua y jabón permanente de los biberones, evitar que nuestros niños anden en el suelo gateando o caminando descalzos, son algunas de las medidas de salud preventiva que deben ser puestas en práctica en cada uno de nuestras viviendas y de esta manera estaremos evitando una posible contaminación” enfatizó el galeno.

Por su parte la doctora Ligia Aragón, encargada del área de epidemiología destacó que continúan trabajando en la lucha contra las enfermedades propias del período de invierno como lo es el dengue, la influenza y las enfermedades respiratorias, las que pueden ser prevenidas a través de las buenas prácticas higiénicas dentro de los hogares y acudiendo de manera inmediata a los centros de salud en caso de que la persona presentase alguna sintomatología.