El doctor Norman Miranda, experto en Derecho Internacional aplaudió la posición definida del Presidente de Nicaragua Comandante Daniel Ortega Saavedra, en cuanto al fallo de La Haya, en el sentido que nuestro país está dispuesto a dialogar con Colombia para alcanzar un eventual tratado de fronteras, tomando en cuenta la sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Miranda subrayó que el Comandante Daniel defendió a ultranza el derecho internacional como una forma de solución de los conflictos y como una manera de fortalecer la paz en el mundo.

“Colombia está escamoteando el estado de derecho internacional al desconocer un fallo de la Corte Internacional de Justicia, siendo que los fallos son un medio pacifico para resolver controversias, entonces está propugnando por soluciones por la vía de la fuerza, es decir al margen del derecho internacional”.

Agregó que la posición de Nicaragua es contraria a la colombiana, pues nuestro país está defendiendo el derecho internacional como medio idóneo para resolver las diferencias.

“Lo que el Presidente Ortega está profiriendo, es precisamente que las soluciones tienen que ser en reglas en derecho internacional y el recurso al juez es primordial, tanto más cuanto que Nicaragua cree en la justicia internacional”, destacó Miranda.

Miranda expresó que el Presidente Daniel con su postura, está resguardando el derecho internacional como medio civilizado de convivencia entre las naciones, “es la posición más correcta y en contraposición a la actitud de desacato, de reniego al derecho internacional del Presidente Juan Manuel Santos”.

Establecer un acuerdo calcario

Dijo que también es correcta la posición de entablar un diálogo para lograr acuerdos, siempre y cuando fortalezcan lo ya juzgado por la Corte Internacional de Justicia.

“Cualquier acuerdo tiene que ser un acuerdo calcario, es decir un acuerdo calcado a la sentencia, no puede contradecir la sentencia y por lo tanto, solo pueden ser acuerdos dirigidos hacia las modalidades de ejecución de la sentencia y a determinar los manejos conjuntos que Nicaragua y Colombia pudieran tener en esos espacios, en temas como: la vigilancia contra la narcoactividad y la común administración de la reserva Seaflower, sobre la cual la Corte determinó que aproximadamente el 54 por ciento de esas reservas están en aguas que se sobreponen a la plataforma continental de Nicaragua”, determinó el jurista.

Indicó que la presentación de Santos en Colombia es violatoria al derecho internacional, sobre todo cuando aparece dibujando “mapas caprichosos”.

Costa Rica en simbiosis con Colombia

Coincidió con el llamado que hizo el Presidente Daniel a Costa Rica, país al cual instó a definirse en torno al reconocimiento a la CIJ.

“El llamado que el Presidente Ortega hace a Costa Rica es pertinente, porque Costa Rica y Colombia están en una simbiosis y no solamente como una simbiosis, Costa Rica está como un vagón halado por la locomotora Colombia, es posible esperar desafortunadamente que Costa Rica podría tener la misma actitud de Colombia cuando pierda, lo que esperamos que sea así, Harbour Head, la sentencia que en año y medio va a dictar la Corte. Es oportuno el llamamiento que le hace de respetar lo que la Corte haya sentenciado; e insisto en esto: Costa Rica se ha prestado al juego de Colombia de andar codiciando mares ajenos”, dijo Miranda.

Planteamiento de Nicaragua es cristalino

En tanto el doctor Manuel Madriz Fornos, considera de excelente la posición de Nicaragua en torno al desacato de Colombia, ya que además de ser un planteamiento soberano, también trasciende al respeto al derecho internacional.

“Me parece un planteamiento excelente, es lo mejor que se pudo haber esperado, no es un planteamiento que tenga que poner a pelear, a discutir en términos de nacionalismo, que es delicado, sino es un tema que trasciende y es la defensa al derecho internacional, la defensa al fallo de la Corte Internacional de Justicia”.

Madriz Fornos considera que la posición de Daniel trasciende cualquier tipo de discusión de pasillos, es la “defensa del derecho internacional, es un planteamiento absolutamente cristalino, sólido y tiene el apoyo de toda la comunidad internacional, ya que la comunidad internacional apoya el derecho internacional que es la forma de solución pacifica de los conflictos”.