El Presidente de la República de Nicaragua, comandante Daniel Ortega, en cadena nacional de radio y televisión, aseguró que nuestro país está dispuesto a dialogar con Colombia para alcanzar un eventual tratado de delimitación de fronteras, pero que éste debe hacer cumplir lo ya juzgado por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

El mandatario recordó que nuestro país había hecho recientemente la propuesta de un tratado con Colombia, pero que el mismo debería ser para hacer cumplir lo mandatado por La Haya, que el pasado 19 de noviembre de 2012 restituyó territorio marítimo que había sido usurpado por esa nación sudamericana durante décadas.

Con esto el comandante Daniel rechazó las declaraciones del Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, quien indicó que el fallo de la Haya es inaplicable.

Colombia se sometió a La Haya

El presidente nicaragüense recordó que Colombia, al igual que Nicaragua, se sometió a un proceso ante la Corte y por lo tanto debe acatar lo que esta dictó.

Manifestó que Nicaragua al entregar sus alegatos y documentos aspiraba a recuperar el archipiélago de San Andrés y su entorno marítimo de 90 mil kilómetros cuadrados.

“Esa era el objetivo de Nicaragua: recuperar el archipiélago de San Andrés, y con el Archipiélago de San Andrés recuperar también esos 90 mil kilómetros de mar”, indicó.

El mandatario recordó que el proceso ante La Haya fue largo, iniciado por Nicaragua en los años ochentas durante la primera etapa de la Revolución Sandinista, y por lo tanto viéndose involucrados varios jefes de estado de Colombia.

Aseguró que en el caso de Nicaragua a lo largo de los años ha habido una continuidad en la demanda por esos territorios.

“Nosotros trabajamos a fondo para recuperar San Andrés, Providencia, el Archipiélago y todo el mar territorial”, afirmó subrayando que Nicaragua en esto no uso ningún tipo de artimañas, es decir, un “quiero esto para que me den esto”.

“Era realmente una posición de fondo, bien sustentada en todos los campos, y la Corte finalmente dictó sentencia, y la sentencia favoreció a Colombia en tanto otorgarle la posesión de San Andrés y el Archipiélago, derecho que nosotros reclamamos y esperamos que la Corte se pronunciara a nuestro favor, pero la Corte decidió fallar en ese terreno a favor de Colombia”, señaló.

“Por otro lado, la Corte definió unas fronteras marítimas que le permite a Nicaragua recuperar 90 mil kilómetros en territorio marítimo”, añadió.

Expresó que a pesar que para Nicaragua es dolorosa la pérdida de San Andrés, ha decidido no obstante acatar lo que la Corte dictó, tal y como lo ha hecho históricamente.

“De parte de Colombia la reacción fue la de no acatar y mantener una posición de desconocer el fallo de la Corte sometiendo un fallo a estudios, revisiones que no caben, y lo saben bien los juristas colombianos que son expertos en la materia”, criticó.

Situación electoral en Colombia no abona

Subrayó que lo que hay en Colombia actualmente es una manipulación electoral de parte de diferentes fuerzas políticas que quieren desconocer los compromisos internacionales de los que ese país es suscriptor.

“Creemos que eso no ha ayudado a que se asimile de la mejor manera esta sentencia”, dijo.

Diálogo para implementar fallo

Afirmó que Nicaragua ha analizado las declaraciones del presidente Santos, así como también de la Canciller de ese país María Ángela Holguín.

Al respecto dijo que Nicaragua recientemente planteó la decisión de dialogar para llegar “a un tratado que nos permita implementar el fallo de la Corte”, lo cual significa “establecer bien en ese tratado, entre Nicaragua y Colombia, las delimitaciones que ha marcado la Corte en su fallo y que ambos respetemos estas delimitaciones y que ambos también protejamos lo que es esa reserva natural” Sea Flower.

El mandatario lamentó la posición de Santos, donde éste destaca la necesidad de un tratado pero a la vez rechaza la aplicación del fallo de la Corte, lo cual es contrario a lo que es el respeto del orden internacional.

“Queda una señal negativa de decir por un lado que no se puede implementar el fallo porque la Constitución de Colombia no lo autoriza, no lo permite, dejando a un lado lo que es el peso que tiene la Constitución en cuanto a los deberes y compromisos que tiene la nación colombiana con el derecho internacional, que es lo que está en primer lugar, que es lo que prevalece”, indicó.

“Son temas en la forma en que lo presenta el presidente Santos, que yo diría no abonan a lograr una pronta solución en cuanto al reconocimiento del fallo”, señaló.

Daniel quiso subrayar que para Nicaragua es importante la ratificación de parte de Colombia de no llevar esta situación a una confrontación entre ambos países.

Reiteró que la propuesta de un tratado está en pie pero que ello implica la implementación del mandato de la Corte.

“Nosotros estamos de acuerdo en que se pueda abrir un diálogo entre el gobierno de Colombia y el gobierno de Nicaragua, que se puedan formar las comisiones correspondientes para trabajar, y que de esas reuniones, de esas conversaciones, de esas negociaciones resulte un tratado que nos permita hacer la transición de forma ordenada” de las delimitaciones ya resueltas por el fallo de la Corte, expresó destacando la importancia de convenios para la pesca, para la protección del medio ambiente y para la lucha contra el narcotráfico.

Nicaragua reitera derecho a su plataforma continental

Daniel rechazó los señalamientos de que Nicaragua es un país expansionista, al reclamar su derecho a expandir su plataforma continental.

“Yo diría que resulta totalmente ridículo que se le quiera señalar a Nicaragua como expansionista, cuando ha sido lo contrario: Nicaragua ha sido víctima del expansionismo en diferentes momentos de su historia”, recordó.

En el caso de los reclamos de Nicaragua, dijo que prima un asunto de leyes “no es un asunto de expansionismo”.

“El expansionismo se impone por la fuerza, por el chantaje, por la fuerza de las armas, por la ocupación militar, en cambio aquí estamos hablando que acudimos ambos al juez. Aceptamos ir al juez y por lo tanto estamos obligados a reconocer la sentencia que dictó el juez”, señaló.

Recordó que Nicaragua tiene la facultad por el derecho internacional de ampliar su plataforma continental acogiéndose a la Convención del Derecho del Mar. En este sentido, dijo que junto a Nicaragua hay 67 estados en el mundo que tienen demandas acogidos precisamente a estos derechos.

“No es cierto que Nicaragua esté actuando de una forma expansionista”, subrayó.

Costa Rica debe ser clara

Daniel lamentó que Costa Rica esté respaldando la posición de Colombia, de allí que Nicaragua no sabe si este país se retirará de la Corte, donde aún existen casos pendientes entre ambos países.

“Hemos conocido declaraciones del gobierno de Costa Rica, donde el gobierno de Costa Rica está rechazando la sentencia de la Corte. No sé que irá a pasar con los casos que están en la Corte pendientes de sentencia. No sé si costa Rica ya no los va a acatar”, dijo preguntándose si este país se irá a retirar de este organismo.

“Es importante que Costa Rica deje claro si se mantiene en el ámbito de la Corte”, afirmó.

Señaló que el derecho internacional es la única herramienta para evitar las guerras por territorio y por tanto llamó a respetar las sentencias que emita La Haya

“Los fallos de la Corte son de indiscutible cumplimiento”, sostuvo.

VIDEOS: