A esta Cumbre los gobernantes de 33 países de la Organización de Estados Americanos (OEA) han confirmado su asistencia, a excepción de Ecuador, quien a través de su presidente, Rafael Correa, confirmó la ausencia del país meridional en protesta por la ausencia de Cuba debido al bloqueo de Estados Unidos sobre la isla antillana.

Desde la primera Cumbre de las Américas, celebrada en Miami (Estados Unidos) en 1994, los participantes han sido los gobernantes de las 34 naciones integrantes de la OEA, de la que Cuba fue expulsada en 1962 como parte de las medidas aplicadas por EE.UU. en contra de la isla.

La suspensión fue levantada en 2009 con el respaldo de una mayoría de países del continente, pero Cuba no solicitó su reincorporación, al considerar que el organismo no representa los intereses de sus miembros y menos los del país caribeño.

Entre los confirmados están el estadounidense Barack Obama y el venezolano Hugo Chávez, quien está dispuesto a viajar a Cartagena pese a que esos días estará sometido a un tratamiento de radioterapia.

Para recibir a los mandatarios, Cartagena ha reforzado la seguridad. Unos 14 mil policías y militares custodiarán la ciudad, a los que se sumará personal de la Cruz Roja y Defensa Civil, con un control total del espacio aéreo y de las aguas de la bahía que guardan a la urbe, donde la Armada protegerá las embarcaciones de la isla.