La Directora de la Policía Nacional, Primer Comisionada Aminta Granera expresó ante el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, que esta institución y cada uno de sus miembros, seguirán siendo fieles al juramento que hicieron ante la bandera de la Patria y “fiel a la única razón que le da sentido a la vida policial: amar y servir a nuestro pueblo”.

“Nosotros y nosotras, policías nicaragüenses, a los 34 años de nuestra constitución, continuaremos el camino fieles a los valores y principios con que fuimos formados, fieles a la herencia de sangre y de gloria de nuestros héroes y mártires, fieles al juramento que hicimos ante la sagrada bandera de la patria y ante el Presidente de la República Comandante Daniel Ortega y Jefe Supremo de la Policía Nacional, fieles a la única razón que le da sentido a la vida policial: amar y servir a nuestro pueblo”, dijo Granera.

Agregó que tienen la convicción que al buscar el bienestar de las familias nicaragüenses, encontraran el bien de cada uno de los miembros de la Policía Nacional.

Actuar policial en últimos 12 meses

En su mensaje destacó que este trabajo en pro del bienestar de las familias, ha tenido resultados concretos en el periodo agosto 2102-julio 2013, impactando positivamente en la convivencia y seguridad de las comunidades.

La labor policial ha permitido la reducción de la denuncia en un 13 por ciento, disminución de la tasa de homicidio de 11 por cada 100 mil habitantes, reducción de los robos con intimidación en un 15 por ciento, disminución del 11 por ciento de muertes en accidentes de tránsito, siendo la primera vez que se logra estas cifras en los últimos seis años.

Se ha logrado un incremento del diez por ciento de las operaciones en la lucha contra el tráfico interno de drogas, permitiendo que 4.5 millones de dosis no llegaran a manos de la juventud nicaragüense.

Durante el periodo citado se logró desarticular a 14 células de crimen organizado que pretendían establecerse en el país, a los que se le incautó 4.5 toneladas de cocaína, se retuvieron 14 millones de dólares, 37 armas de uso restringidos, 141 vehículos livianos y pesados, 53 motocicletas, 29 pangas, cinco lanchas, dos barcazas, 306 medios de comunicación (radios) y 153 inmuebles.

Como resultado del trabajo de prevención de la violencia juvenil, Granera destacó que mil 200 jóvenes se desmovilizaron de grupos juveniles (pandillas) y se reintegraron a sus comunidades. La efectividad policial se incrementó en un 4 por ciento y según los estudios realizado por el latino barómetro, continuamos siendo el país de América Latina con mejor percepción de seguridad.

“Estas cifras compañ[email protected], sonarían frías, si todos y todas no tomamos conciencia, de que lo hay por detrás de estos resultados son personas al servicio de personas, hombres y mujeres policías abnegados, solidarios, valientes, humildes, sencillos, alegres que más allá del cansancio o las inclemencias del tiempo por su coraje y vocación de servicios, están aquí de pie para trabajar sin tregua, ni descanso o entregar sus vidas en cumplimiento del deber”, dijo Granera.

Somos de la comunidad

En sus palabras, la Primer Comisionada hizo ver que los miembros de la institución, también pertenecen a la comunidad, que ríen, lloran y que mueren al servicio de otras personas, que al final de cuenta, es el mismo pueblo.

“Los hombres y mujeres policías somos privilegiados al trabajar contribuyendo al bienestar de las personas, de las familias, de la comunidad”, destacó la Primer Comisionada Granera.

En el periodo la Policía Nacional participó en 30 mil 600 asambleas o reuniones con las comunidades, con al menos un millón de personas que plantearon sus demandas, peticiones y reconocimientos. En estos encuentros participaron los alcaldes, líderes religiosos y otras autoridades del Gobierno Sandinista.

Respuesta para comunidades del Triángulo Minero

Dijo que gracias al apoyo del comandante Daniel y el empuje solidario de la compañera Rosario Murillo, se logró dar respuesta a las comunidades en el tema de seguridad en zonas remotas, como la construcción de 99 comisarías de la Mujer.

También se dio respuesta inmediata a las familias y comunidades del Triángulo Minero, de Mulukukú, Tasba Pri y otras.

Anunció que gracias a ese apoyo presidencial, se construirá una nueva delegación en el municipio de Rosita, Mulukuku, y otros 13 puestos policiales en lugares remotos y estratégicos para garantizar la seguridad en estas zonas junto con el apoyo del Ejército de Nicaragua. Parte de este esfuerzo es la compra de 11 camionetas y 40 motos para mejorar la labor policial en el Triangulo Minero.

Agregó que los refuerzos policiales que enviaron en semanas pasadas, serán dotados de la técnica necesaria para cumplir las misiones, mientras la Academia de Policía Walter Mendoza está desplazando a sus instructores para capacitar a los efectivos de la zona y el laboratorio de criminalística está abriendo dos sub-sedes, una en Bonanza y otra en Siuna.

“La entrega de los servicios de orden y seguridad y el cumplimiento de nuestras misiones son fundamentales para la existencia de una sociedad que conduzca al plena desarrollo de las personas, nuestra preocupación permanente, nuestros planes operativos, nuestras actuaciones diarias deben estar orientadas a que la comunidad se sienta y este efectivamente protegida, cabe esperar mucho más de cada uno de nosotros, porque somos capaces de dar mucho más”, reflexionó la jefa policial.

También agradeció el apoyo de la comunidad internacional, entre estos los gobiernos y pueblos de Taiwán, España, Unión Europea, Holanda, Noruega y la Organización de Naciones Unidas, que en total aportaron al desarrollo policial unos 10.2 millones de dólares. Agradeció la capacitación que brindaron las policías de la Federación Rusa, Cuba, y cursos dados por los Estados Unidos en distintos países de la región.

Las palabras y anuncios de la Primer Comisionada Aminta Granera se dieron durante los actos oficiales del 34 aniversario de la Policía Nacional, presidido por el Comandante Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, que se celebra en la Plaza de la Revolución.

Participaron de estos actos de celebración, Su Eminencia Cardenal Miguel Obando y Bravo; el Jefe del Ejército de Nicaragua General Julio César Avilés Castillo: jefes y directores de policías de Centroamérica, de América Latina y el Caribe. También asistieron los presidentes de los diferentes poderes del Estado, cuerpo diplomático y otros sectores del país.