Decenas de miles de niños y niñas de 59 escuelas del distrito VII de Managua, continuarán recibiendo la merienda escolar, gracias a la distribución oportuna que hace el Ministerio de Educación de los alimentos básicos destinados a mejorar la nutrición, el rendimiento y la retención escolar.

Mercedes Altamirano, directora del colegio República Bolivariana de Venezuela, explicó que gracias al esfuerzo que hace el gobierno sandinista la merienda está totalmente garantizada para cubrir entre los meses de septiembre y noviembre, a los 2 mil 259 alumnos de primaria de ese centro.

Respecto a los resultados que ese programa ha tenido en la educación, Altamirano valora que se ha mejorado la nutrición de los niños, el rendimiento académico y ha tenido un impacto positivo en la retención escolar.

“La merienda escolar les da energía, da ganas de estudiar, y los niños asisten todos los días y puntuales a sus clases”, explicó Altamirano.

Asimismo, indicó que ya en esta tercera entrega les está llegando, a todos los centros educativos, un producto más que consiste en azúcar.

Por su parte Carlos Robleto, técnico del Distrito VII, explicó que en el distrito VII la merienda se distribuye a 59 centros, de los cuales 3 son privados y 2 subvencionados.

La población estudiantil que protagoniza este derecho totaliza los 22 mil 200 estudiantes, indicó Robleto.

Comentó que con el programa de la merienda escolar los niños han mejorado su rendimiento académico así como los índices de nutrición y peso, algo que ha sido reconocido a nivel mundial.

Greta Sosa, una madre de familia que de vez en cuando prepara los alimentos para los niños, comentó que todos los días un jefe de familia retira los alimentos y los prepara en su casa para luego llevarlos hasta cada aula y servirlos a los niños.

“La merienda le ayuda a muchos niños que vienen de sus hogares sin desayunar. De vez en cuando se les pone tallarín, arroz con pollo, tomates, le traen comidas varias a los niños. Gracias a la merienda escolar no hay problema porque el niño siempre está aquí”, indicó.

Algunos pequeños estudiantes resaltaron que la merienda les da energía y muchas ganas de estudiar.

“Gracias a Dios y a nuestro gobierno hemos mejorado el rendimiento escolar y tenemos ganas de seguir estudiando. Hay niños que vienen sin desayunar, pero aquí el niño tiene su merienda completa para que se nutra”, comentaron.