El Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) condenó “categóricamente” un eventual ataque contra Damasco y anunció que enviará ayuda humanitaria para los refugiados sirios en Líbano.

En una declaración hecha pública la víspera por el secretario general de la alianza, Rodolfo Sanz, el bloque instó a EEUU a Rodolfo Sanz “abstenerse de cualquier agresión militar o amenaza del uso de la fuerza contra el pueblo y el Gobierno” sirios, y acusó a Washington de utilizar la misma estrategia contra Damasco que en Libia, Irak y Egipto.

“Solo persiguen controlar las riquezas petroleras de la región, asegurarse su seguridad energética y expansión de los mercados occidentales”, sentencia el documento.

Por otro lado, el grupo integrado por Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y varias islas caribeñas acordó enviar aviones con ayuda humanitaria para los refugiados sirios en Líbano. Según aclaró el canciller venezolano, Elías Jaua, el primero de estos cargamentos partirá a Beirut la próxima semana a bordo de un avión de la Fuerza Aérea de su país.

“Es tiempo de dejar testimonios desde esta zona latinoamericana y caribeña de dignidad en momentos en que pareciera imponerse nuevamente la ignominia, el atropello y la barbarie”, aseveró Jaua.

El presidente de EEUU, Barack Obama, solicitó la semana pasada al Congreso autorización para una operación militar contra Siria en respuesta al ataque con armas químicas que fue lanzado el pasado 21 de agosto cerca de Damasco supuestamente por el Ejército sirio y causó al menos 1.429 muertos, 426 de ellos niños.