La ciudad de Caracas, capital de Venezuela, será sede del primer Encuentro Internacional Antifascista Por la Paz y la Vida del 11 hasta el 13 de septiembre, en conmemoración de los 40 años del derrocamiento del presidente chileno, Salvador Allende.

La información fue anunciada por el ministro venezolano para Relaciones Exteriores, Elías Jaua, desde el Acto de Solidaridad con los pueblos Árabes, que se realizó en el Teatro Principal de Caracas, en el marco de la Reunión Extraordinaria del Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba).

El canciller informó que al evento asistirán personalidades de América Latina, el Caribe y Europa, “conmemoraremos los 40 años del derrocamiento del presidente Salvador Allende, realizaremos una gran movilización en el centro de Caracas el día miércoles 11, y los día jueves y viernes se estarán sesionando Foros, aquí en el Teatro Principal de Caracas”.

Jaua destacó la declaración que hiciera el Consejo Político del Alba condenando los intentos de la ultraderecha que atentan contra la vida de los dirigentes políticos de la Revolución Bolivariana, como el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

Cancilleres del Alba condenan intenciones de intervenir militarmente a Siria

El Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) declaró su condena a cualquier intención de intervención o acción militar en Siria y anunció que enviarán un aviones con ayuda humanitaria para los refugiados sirios que se encuentran en Líbano como testimonio de amor y solidaridad.

El canciller venezolano rechazó que en los parlamentos del mundo "se debate si se va a bombardear o no, pero no hay ninguna palabra de los organismos multilaterales, y gobiernos que han apoyado la intervención, para atender a los refugiados que están en situación grave".

"Es el tiempo de dejar testimonios de dignidad en el momento en que pareciera imponerse el atropello contra los pueblos", sentenció.

Apuntó que "desde esta región de paz, damos ese testimonio humilde, que sabemos que sentará las bases de la construcción de un mundo nuevo que está por venir que desde el ALBA estamos construyendo".