El Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (Inta) sostuvo un encuentro con productores de tomates y chiltomas, con quienes se abordó la temática de las nuevas prácticas de manejo y control de enfermedades fungosas.

Blesing López, especialista en transferencias del Inta señaló que el cultivo de hortalizas representa una fuente importante para el desarrollo económico de las familias.

“En el caso del cultivo de chiltomas, se siembra aproximadamente más de 2 mil 200 manzanas y en el caso del tomate se siembran más de 3 mil 500 manzanas a nivel nacional, con un rendimiento productivo de 1 mil 700 cajillas por manzana y en el caso de las chiltomas tenemos un rendimiento de 1 mil 500 cajillas por manzana”, señaló.

En cuanto al abordaje de las plagas, López destacó que han venido trabajando junto a las familias productoras en la creación de mecanismos a través de los cuales puedan combatir las plagas a través de prácticas amigables con el medio ambiente.

“Con la temporada lluviosa viene la aparición de enfermedades en las parcelas, las que se asocian con hongos y en ese sentido, como Inta ponemos a disposición de los productoras y productores algunas variedades con alta resistencia a este tipo de plagas, tratando a su vez de reducir las afectaciones en sus plantaciones, lo cual se traduce en una producción más sana y con más alto rendimiento”, subrayó.