Como todos los fines de semana, este sábado los muchachos y muchachas de la Promotoría Solidaria se abocaron a recorrer los diferentes barrios de Managua, para llevar a las familias más pobres el apoyo que brinda el Gobierno Sandinista a través de los Paquetes Alimentarios.

Entre las familias que vieron restituidos sus derechos estaban algunas que viven en condiciones de emergencia social en la Ciudadela Nicaragua, del Distrito V de Managua.

Un buen ejemplo lo fue el señor José Hernán Vallecillo, quien a sus 77 años no puede valerse de sí mismo para su sustento, de allí que el arroz, los frijoles, el aceite, el azúcar y los cereales que contiene cada paquete sea de vital importancia para su manutención.

“Esto es una bendición. Esto me viene a ayudar de manera muy espacial”, manifestó.

“Yo le doy gracias a Dios y al comandante Daniel y a su esposa por este apoyo”, sostuvo don José.

Igual de agradecido se mostró José López, quien junto a su esposa ha procreado 7 hijos, todos aún de poca edad. Él asegura que al estar desempleado, su esposa es la única que ha tenido que llevar en sus hombros a su numerosa familia.

“Le doy gracias al comandante Daniel porque él es el único que se acuerda de nosotros los pobres”, afirmó.

“Aquí somos 9 personas por todo. Esta es una gran bendición. Yo no tengo trabajo fijo y solo es ella, mi esposa, la que está manteniendo la casa”, explicó.

Para la señora Arcadia Vanegas, otra de las personas que vi restituidos sus derechos, este paquete también significa mucho porque le garantiza varios días su alimentación.

“Me parece muy bien que me traigan esta comidita, y le doy gracias a Dios por este apoyo que nos da el gobierno”, manifestó esta ancianita.