El Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) declaró este sábado su condena a cualquier intención de intervención o acción militar en Siria y anunció que enviarán un avión con ayuda humanitaria para los refugiados sirios que se encuentran en Líbano como testimonio de amor y solidaridad.

"Enviaremos aviones con ayuda humanitaria a los refugiados sirios que se encuentran en el Líbano, como testimonio de amor y solidaridad", leyó Rodolfo Sanz, secretario político del ALBA.

En el documento leído por Sanz, el ALBA destaca que "mientras que Estados Unidos mandara aviones enviados de bombas que causarán una destrucción mundial".

El organismo latinoamericano "hizo un llamado a la comunidad internacional a sumar esfuerzo y movilizarse activamente para impedir cualquier acción militar en Siria, porque incrementarán el derramamiento de sangre y de refugiados".

El ALBA denunció que el propósito de Estados Unidos con su intervención militar en Siria, responde al mismo patrón utilizado contra Libia, Irak y Egipto, “quiere controlar la seguridad petrolera y lograr su expansión a mercados occidentales”.

La declaración exhorta a Estados Unidos y cualquier otro país a respetar las normas y principios del derecho humanitario. "Abstenerse de cualquier ataque y amenaza a Siria".

El Consejo Político ratificó las denuncias que se han hecho de que "potencias militares extranjeras han dado su apoyo a los grupos opositores de Bashar al Assad, entregando material bélico para intervenir y lograr el control del país, causando la destrucción del pueblo sirio".

Los cancilleres del ALBA exigieron respeto a la Organización de Naciones Unidas, y sus órganos, especialmente al Consejo de Seguridad por parte de las autoridades imperiales y exhortó al Secretario General de las naciones a poner su mayor esfuerzo por resolver el conflicto.

"Pidieron la investigación, para lo que se creo una comisión especial. Ahora se niegan a esperar resultados y pretenden pasar por encima del Consejo de Seguridad, contraviniendo a la opinión pública mundial", rechazó el texto.

Los países del ALBA se sumaron a la jornada mundial de ayuno y oración por la paz en Siria.