La comunidad estudiantil del distrito II de Managua, así como la de Nindirí, Masaya, realizaron marcha contra la distribución y comercio de drogas en sus respectivas comunidades en un esfuerzo por erradicar esa actividad delincuencial que afecta a muchos jóvenes.

Al respecto el jefe de seguridad pública del distrito II de Managua, comisionado Carlos Espinoza, dijo que se estaba impulsando la marcha del sector, en la cual participaron 12 colegios en saludo al 34 aniversario de la Policía Nacional, que se celebrará este lunes próximo.

El comisionado Espinoza destacó que la relación entre la Policía y la comunidad es la razón de porque hay en el país una situación de mayor seguridad, porque es considerado el país más seguro de América Central.

Añadió el compañero Espinoza que “la Policía siempre está trabajando con la comunidad para prevenir la violencia contra las mujeres, el delito, los accidentes de tránsito y todo esto lo hemos venido desarrollando, trabajando en las prioridades que orienta nuestro gobierno”.

Entre tanto el profesor Rigoberto Martínez destacó que es importante que la población organizada, la comunidad estudiantil, el Ministerio de Educación, la alcaldía y la Policía del distrito dos marchen contra las drogas para alejar a los menores de ese mal, para alejarlos de los vicios.

Entre tanto el niño Rafael Martínez manifestó que “es bueno participar en esta lucha contra las drogas, porque así la gente, los estudiantes, entiende que hay que alejarse de ese vicio, de los que comercian con las drogas, lo que afectan a la juventud”.

Llaman a luchar contra las drogas

Entre tanto el jefe de la delegación de policía en Nindirí, capitán Germán Antonio Salinas, consideró que la mayor parte de la población de Nindirí está en contra del comercio de drogas y ese sentido dijo que llamaba a los padres y madres de familia a luchar con sus hijos por erradicar ese mal.

Por su parte Kener Vladimir Obando, un estudiante de Nindirí, manifestó “participamos en esta marcha contra las drogas para ayudar a erradicar ese vicio porque destruye a las personas, eso es algo que nunca lo voy a hacer, pero además hay que ayudar a otras personas que andan perdidas y que más bien busquen los caminos de Dios”.

Allan Roberto López Sánchez, también estudiante de Nindirí dijo que es necesario manifestarse contra las drogas, luchando junto con la comunidad organizada, con la Policía e instituciones estales que impulsan actividades para luchar por tener una ciudad y una juventud sana.