El Gobierno de Cuba, encabezado por el Comandante Raúl Castro, junto a su pueblo, promoverán una Campaña Mundial de Solidaridad para exigir la libertad de los cinco héroes anti terroristas cubanos, que fueron procesados injustamente por las autoridades de Estados Unidos.

El embajador de Cuba en Nicaragua compañero Eduardo Martínez Borbonet, explicó que la jornada tiene como objetivo recordar que hace 15 años, un 12 de agosto del 2002, los patriotas cubanos Fernando González, Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y René González, fueron condenados por la “justicia norteamericana” de supuestos actos de terrorismo.

De los cinco, solamente René se encuentra en Cuba, después de haber cumplido la condena que injustamente le impuso el gobierno de los Estados Unidos. Los otros compañeros fueron condenados a diversas penas, incluso a cadenas perpetuas.

“Estamos iniciando el día 5, ayer, una Campaña Mundial de Solidaridad por la causa de los cinco, que se va a extender hasta el 16 de octubre, se está desarrollando porque coincide con el aniversario 15 de encarcelamiento de nuestros compañeros”, dijo Martínez.

Esta jornada solidaria se origina en Cuba con diversas actividades culturales, marchas, un concierto del trovador cubano Silvio Rodríguez. La misma también se desarrollará en diversos continentes y en toda América Latina y el Caribe.

En Cuba se tiene programado un encuentro internacional de solidaridad, al que asistirán diversas personalidades del mundo. Nicaragua estará representando por su embajador el compañero Luis Cabrera, afirmó Martínez.

En nuestro país se contempla una serie de actividades, la primera este domingo 8 de septiembre en el sector de la Casa del Adulto Mayor en Ciudad Sandino, el jueves 12 un acto oficial en la Plaza Cuba en horas de la mañana y por la tarde un encuentro ecuménico en la Iglesia de La Merced en el barrio Larreynaga.

“Queremos llegar al corazón del pueblo de los Estados Unidos, que ha estado totalmente ajeno a lo que está pasando, es el pueblo más desinformado del mundo, no conocen absolutamente nada de este caso, como si lo conocen otros pueblos, como el de Nicaragua y otros que si conocen lo que ha estado pasando con estos compañeros”, dijo Martínez.

La idea es que el pueblo norteamericano haga presión a sus gobernantes a fin que los compañeros cubanos injustamente encarcelados, sean puestos en libertad, pues nunca se comprobó que atentaron contra Estados Unidos y mucho menos con su gente.

“La situación es muy difícil desde el punto de vista legal, se han agotado todos los recursos legales, ahora estamos haciendo el último intento en una apelación extraordinaria (…) pero queremos hacer presión desde el punto de vista político”, concluyó el diplomático cubano.