Un pintoresco paisaje coloreado con los disfraces que lucen los feligreses y promesantes, puede ser apreciado desde todos los puntos de la ciudad. En esta ocasión participaron más de mil quinientas personas, en lo que identifica a Masatepe como el único lugar en el país en el que se recrea la pasión de Cristo de esta manera.

Pueblo de Masatepe celebra con devoción

Entre hombres y mujeres de todas las edades se toman las calles desde temprano por la mañana, hasta concluir en horas de la tarde, cuando culmina el viacrucis de la vía sacra del medio día. El recorrido es aproximadamente de un kilometro de ida y vuelta, una y otra vez desde la iglesia de Veracruz hacia la iglesia del Calvario.

Quienes pagan penitencia y personifican ya sea a Jesús “El redentor” o a Judas “El Traidor”, son encadenados y arrastrados por los judíos. Los judíos por su parte, pertenecen a grupos de personas que año con año dan vida a esta colorida tradición.

“Se recuerda lo que vivió Jesucristo en los momentos en el que Él padeció por nuestros pecados” manifestó Gerasmo Téllez, un feligrés que asiste anualmente acompañado su familia a disfrutar del espectáculo tradicional,  y que afirma que desde que tiene uso de razón se celebra la pasión de Cristo de esa manera. “La feligresía católica siempre es concurrida (…) la participación de la población aumenta y no disminuye, siempre aumenta”, indicó el feligrés al preguntarle acerca de la participación del pueblo en tan llamativa actividad.

Una tradición ancestral con participación cada vez mayor

Israel Gutiérrez Ruiz es el líder de uno de los grupos de judíos más grandes y populares de la localidad. Con 33 años de participar en la famosa tradición, contó en esta ocasión con la cooperación de 525 jóvenes. “Es el grupo más numeroso”, aseguró.

La tradición de los judíos tiene aproximadamente 140 años, esta nació en la comunidad de arenal, ubicada en la zona norte de Masatepe. Año con año crece el índice de participantes de todas edades y géneros.

“Esa tradición nació en Masatepe y según los historiadores es única en el mundo, nosotros como habitantes nos sentimos orgullosos de celebrar esos días santos de esta manera” agregó Gutiérrez.

Por otra parte, indicó que su población no visita los balnearios, sino que prefieren festejar con fervor cristiano esa tradición.

La actividad dura en total dos días, “a Judas se le da persecución desde el jueves, el trabajo nuestro es perseguirlo, capturarlo, arrastrarlo y colgarlo, darle su merecido”, enfatizó Gutiérrez.

Masatepe mantiene viva una tradición única en el país

Son más de tres meses en los que los judíos preparan la Indumentaria completa para todos los integrantes de los grupos. El objetivo principal de los disfraces es el ridiculizar al personaje, haciendo una referencia alegórica a las vestimentas utilizadas por los antiguos romanos de la época de la crucifixión de Cristo.

Cada uno de los participantes elabora su gorro dependiendo su gusto, es un esfuerzo de los masatepinos agrupados para mantener viva una tradición en la que el desborde de colorido y alegría diferencian la representación de la Judea en este municipio con el resto a nivel nacional, “Semana Santa en Masatepe no es Semana Santa sin sus judíos (…) Hacemos un llamado para apoyar a tan gustada tradición” concluyó Gutiérrez.