De acuerdo con el galeno, en los primeros días del mes el promedio de niños internados en el hospital era de más de 60, pero señaló que posteriormente el número de hospitalizaciones comenzaron a bajar hasta alcanzar este lunes los 43 casos, sin embargo a nivel general las consultas sobre problemas respiratorios leves aumentaron.

El doctor Mejía manifestó además que los problemas de niños con neumonía se han mantenido bajos, lo que revela un mayor cuidado de los padres pese al polvo empujados por los vientos y las temperaturas un poco más bajas.

Según el director de la Mascota, en ese centro hospitalario está teniendo más consultas respiratorias con padecimientos leves, como catarros, infecciones en las vías superiores respiratorias, faringitis, moquera y trancazón.

Aseguró que de hecho hay salas del hospital que se encuentran desocupadas, al contrario de la temporada del inicio del invierno, en mayo, cuando se da el pico de las enfermedades respiratorias y no hay piezas desocupadas en La Mascota.

El doctor Mejía recomendó a su vez a las madres de familia que están lactando, mantener la lactancia materna, como un medio de mantener altas las defensas de los niños antes las bacterias y virus, disminuyendo las infecciones.

Evitar automedicación


Por otra parte señaló que es necesario evitar la automedicación, aplicar vacunas, no fumar, no quemar basuras  cerca de las habitaciones para que no se les introduzca el humo, al tiempo que destacó la necesidad del lavado de manos para evitar la propagación de infecciones.

A la par el galeno destacó la importancia de que las personas que andan tosiendo se cubran la boca con pañuelos o con la brazo para evitar diseminar los virus o bacterias que les están afectando.

El doctor Mejía señaló que en total hay en La Mascota un total de 207 niños hospitalizados por diversas enfermedades, pero de ellos solo hay 43 por enfermedades respiratorias.

Por otra parte, Gloria María Valdivia, quien sostenía a una niña de dos meses en la sala de pacientes con casos respiratorios, dijo que la llevó al hospital porque tiene problemas respiratorios casi desde que nació.

En otro caso, Luis Vargas, también tenía en sus brazos a una pequeña de seis meses de edad que entró al hospital con neumonía, pero aseguró que por la atención brindada ya le está saliendo.

Johana López explicó que su pequeña desde hace dos días anda con una infección respiratoria provocada por el polvo y por los vientos.