Hoy Viernes 10 de Junio de 2022, concluyó en la Asamblea General de Naciones Unidas la reunión resultando del Veto utilizado en el Consejo de Seguridad, en una Resolución politizada de Estados Unidos presentada el 26 de Mayo en el Consejo de Seguridad, la cual imponía sanciones adicionales a la República Democrática Popular de Corea.

China y Rusia, Miembros Permanentes del Consejo de Seguridad, señalaron que la situación de la Península se ha agravado debido primeramente a las políticas unilaterales de Estados Unidos y luego por las sanciones que no solo resultaban inútiles sino también extremadamente peligrosas por las consecuencias humanitarias, sobre todo tomando en cuenta la situación epidemióloga en esa nación, siendo un acto completamente irresponsable.

Ambos abogaron por la búsqueda de soluciones políticas y diplomáticas mutuamente aceptables para resolver pacíficamente los problemas de la Península Coreana y establecer mecanismos de seguridad duraderos en el noreste de Asia.

La República Popular Democrática de Corea afirmó que sus medidas para reforzar la capacidad de defensa nacional es una opción de autodefensa y pertenece a sus asuntos internos y su soberanía, siendo dentro de su justo y legítimo Derecho de autodefensa para salvaguardar la seguridad y los intereses fundamentales del Estado frente a las amenazas directas de Estados Unidos.

El Compañero Jaime Hermida, Embajador y Representante Permanente de Nicaragua ante Naciones Unidas, en nombre de nuestro Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, afirmó que Naciones Unidas, su Asamblea General y el Consejo de Seguridad, deben desempeñar un papel positivo y constructivo en el proceso de soluciones pacíficas a los conflictos entre los Estados, y en sus acciones debe contribuir a desescalar cualquier situación que ponga en peligro la Paz y la Seguridad Internacionales y evitar que esta se agrave.

El Compañero Hermida señaló que reconocemos la resistencia y entereza del Pueblo de la República Popular Democrática de Corea, que ha sabido desarrollar su Vida en todas sus expresiones, a pesar del injusto asedio de estas ilegales Medidas Unilaterales, Coercitivas u otras llamadas “Sanciones”.

Finalmente, instó a las partes involucradas a retomar el camino del diálogo y la negociación que permitan distensionar y encontrar una solución pacífica lo antes posible, para construir la Paz, la Estabilidad, la Seguridad, el Bienestar, el Desarrollo y la Reunificación de la Gran Península Coreana.