División en torno a Siria. Ésta es una de las principales conclusiones tras finalizar la cumbre del G20 que empezó este jueves. EE.UU. y Rusia, los dos principales actores, se mantienen enrocados en sus posiciones.

Los presidentes ruso, Vladímir Putin, y estadounidense, Barack Obama, se han reunido este viernes en San Petersburgo, pero mantuvieron sus divergencias sobre el conflicto en Siria. "Nos quedamos cada uno con su propia opinión. Pero hay diálogo", afirmó Putin durante la rueda de prensa final de la cumbre en la antigua capital imperial rusa.

El líder ruso ha querido dejar claro que su país ayudará a Damasco en caso de un ataque militar exterior. "¿Vamos a ayudar a Siria? Sí", afirmó Putin en respuesta a una pregunta sobre qué hará Moscú en caso de una intervención militar exterior en Siria, en la rueda de prensa final de la cumbre del G20.

Por su parte, Obama, que hablará a los estadounidenses el martes sobre un posible ataque al régimen de Damasco, sigue convencido de que es necesario un ataque militar contra Siria por haber usado armas químicas y que continuará tratando de buscar apoyos para ello. Obama explica que "seguiré tratando estos días de convencer" a otros países, aunque reconoció que algunos de sus colegas quieren un aval del Consejo de Seguridad de la ONU.

"Fui elegido para acabar guerras, no para iniciarlas (...) pero tenemos que tomar decisiones difíciles cuando defendemos las cosas que nos importan", añadió el líder estadounidense. "Esto no es algo que hayamos inventado nosotros, no es algo que estemos usando como excusa para una acción militar", insistió en referencia al ataque químico del que Washington ha responsabilizado abiertamente al régimen de Bashar al Assad.

Cameron no excluye acciones en Siria sin el mandato de la ONU

El primer ministro británico, David Cameron, no excluye acciones en Siria sin el mandato de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

"Será mejor con resolución, pero no se puede excluir acciones (en relación a Siria) si no se logra (la resolución)", dijo el líder británico.

Francia decidirá sobre ataque a Siria tras informe de la ONU

El presidente de Francia, François Hollande, afirmó que decidirá sobre la participación de su país en un ataque contra Siria sólo tras la presentación del informe de los expertos de la ONU sobre el uso de armas químicas en el país árabe.

"Ahora, esperamos la decisión del Congreso y el Senado de EEUU. Después, el informe de la ONU. Como resultado de todo esto, tomaré una decisión", afirmó Hollande, que añadió que, si se mantiene el actual callejón sin salida en el Consejo de Seguridad de la ONU, París asumirá sus obligaciones en reacción al uso de armas químicas en Siria.

España decidirá qué hacer tras conocer la investigación de la ONU

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha mostrado partidario de una "solución política y negociada" al conflicto en Siria pero ha aclarado que en todo caso España esperará a conocer el resultado de la investigación de la ONU sobre el presunto ataque con armas químicas cerca de Damasco antes de tomar una decisión sobre si hay que intervenir.

Rajoy ha reiterado la postura de España y ha asegurado que "esos crímenes no pueden quedar impunes" y "la comunidad internacional debe dar una respuesta y firme".