Nicaragua es el país latinoamericano que ha experimentado un crecimiento del 8% en la producción lechera en los últimos diez años, lo que ha sido destacado en el XII Congreso Nicaragüense del Sector Lacteo y el V Congreso Centroamericano del Sector Lacteo que inició este jueves 5 de septiembre y que ha sido organizada por la Federación Centroamericana del Sector Lácteo (FECALAC) y la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (Canislac).

Álvaro Fiallos, presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG), señaló que la producción láctea en Nicaragua se ha venido incrementando en los últimos años, lo que responde también al mejoramiento del acopio y procesamiento de la leche con la organización de diferentes cooperativas que tienen centros de acopio y que cuentan con la capacidad de purificar la leche y producir quesos de buena calidad.

Según Fiallos, la industrialización de la leche ha contribuido a estabilizar los precios del producto, aunque todavía están por debajo de lo que los productores desearían que estuvieran. “Pero creo que la producción y la economía de los ganaderos productores de leche ha mejorado un poquito, pero estamos tratando de ver como dentro del programa de Reconversión podemos mejorar los índices de producción por vaca, pero eso tiene que ver con la genética y la alimentación del ganado”.

El Vicepresidente de Nicaragua, General (R) Omar Hallesleven Acevedo, aseguró que la producción lechera es un reto que se ha venido enfrentando en Nicaragua, sobre el cual se va avanzando en la dirección correcta, sobre todo por el esfuerzo que vienen desarrollando tanto el sector ganadero como el Gobierno con la ejecución de programas orientados a levantar el nivel de producción de ganado lechero en el país.

Detalló que el Gobierno está implementado un programa que trascenderá por cinco años y que tiene una capacidad inicial de 750 mil inseminaciones para lograr levantar el nivel de producción de hembras de vocación lechera.

Por su parte, el presidente de Canislac, Willmer Fernández, explicó que en el marco nacional Nicaragua sigue manteniendo los ritmos de producción láctea y que actualmente está trabajando en la transformación e industrialización de los productos para incursionar en mercados potenciales, aunque todavía existen algunas barreras al comercio y que se están trabajando desde la Federación Centroamericana del Sector Lacteo para solucionar los problemas de acceso a los mercados.

Fernández recalcó que se ha mejorado la calidad de producción y los mecanismos de transformación en el país, al igual que hay nuevas inversiones en el sector, se ha mejorado la infraestructura productiva y la industrialización de los lácteos, así como la ampliación de los acopios, lo que viene a favorecer el dinamismo que se puede generar a nivel del consumo domestico y de las exportaciones.

“Nosotros hemos trabajado en función de eso en articulación con el Estado y eso creo que ha facilitado que el dinamismo del sector esté estable. Pretendemos que eso mismo se traslade al área centroamericana”, añadió Fernández.

Manifestó que actualmente Nicaragua está produciendo 5 millones de litros de leche anualmente, con los cuales se pueda abastecer las exportaciones y el mercado nacional.