Durante una misa de Acción de Gracias efectuada este Jueves Santo en el estado Barinas, el Jefe de Estado expresó sus más sinceros sentimientos al pueblo venezolano de seguir luchando por la patria y el bienestar de todos los venezolanos.

Chávez acudió a la eucaristía acompañado de su madre, Elena Frías; su padre, Hugo de Los Reyes Chávez, así como de sus hijos, hermanos, sobrinos, demás familiares y amigos. La actividad religiosa estuvo a cargo del Presbítero Luis Rodríguez, capellán de la 93 Brigada y Guarnición de la entidad natal del Presidente.

"Agradezco mucho esta iniciativa del Jueves Santo, así como por las oraciones. Quiero agradecer tantas cosas y cuantas cosas. Agradecer, agradecer y agradecer", refirió Chávez al final del acto

"Esta vida desde hace años no ha sido fácil, yo ahora no pude evitar unas lágrimas cuando sentí la mano amorosa de mi madre y al mismo tiempo la mano de mi padre. Las dos manos, una me sobaba por aquí y otra por aquí. Me dije: ¿Dios desde hace cuanto yo no sentía estas dos manos al mismo tiempo? ¿Hace cuanto no sentía la mano zurda de mi padre pasándomela por el hombro cómo la sentí ahorita y la mano de mi madre, o los abrazos de mi hermano, de mis hermanas, de mis hijos?", expresó, visiblemente emocionado, en la misa transmitida por Venezolana de Televisión.

Durante su reflexión, el presidente Chávez pidió seguir con fortaleza las batallas futuras. "Cristo, si lo que uno vivió o ha vivido no ha sido suficiente, sino que me faltaba esto, bienvenido, pero dame vida. Que sea vida llameante, vida dolorosa, no me importa. Dame tu corona Cristo, dámela que yo sangro, dame tu cruz, cien cruces, que yo las llevo, pero dame vida, porque todavía me quedan cosas por hacer por este pueblo y por esta patria", expresó el Mandatario Nacional al culminar su petición, e inclinarse frente a la imagen de Jesús de Nazareno.

Muchas razones para seguir viviendo

El Presidente de la República fue muy enérgico al demostrar todas sus ganas y empeño en seguir adelante para alcanzar la plena recuperación de su salud.

Indicó que ha asumido su proceso de curación con mucha fe, como la sigue teniendo hoy. Refirió que mantiene "mucha esperanza, mucha fuerza de voluntad para derrotar definitivamente, como mucha gente lo ha hecho, a esa amenaza, con la ayuda de Dios, de la ciencia médica, del amor de un pueblo, del amor de ustedes, padre, madre, hermanos, el amor de los niños y el amor de uno, que está aquí dentro".

Instó a hablar en todo momento de la vida pues, por más difíciles que sean las circunstancias, "uno tiene que sentir las ganas de vivir, hay muchas razones para vivir, para seguir viviendo, para continuar siendo un ser viviente en el futuro".

Estamos obligados a ser un pueblo de gigantes

Entre tanto, el presidente Chávez recordó a todos los venezolanos que no deben olvidar nunca que son hijos e hijas de gigantes, que llevan dentro de sí la semilla de los grandes héroes y heroínas que como gigantes libertaron la patria y varios países de la región.

"No olvidemos que nosotros somos hijos e hijas de gigantes, no lo olviden nunca, no lo olvidemos nunca y enseñémoslo además a esos niños chiquiticos, que están creciendo, que están naciendo", expresó Chávez.

En ese sentido, expresó que todos los venezolanos debemos luchar por ser cada día más grandes. "Estamos obligados a ser gigantes, a ser un pueblo de gigantes en esta nueva independencia en la que estamos batallando, no sólo de nuestra tierra de nuestra patria, porque seríamos egoístas si pensáramos sólo en Venezuela", indicó.

"Este es un mundo que reclama tiempos de gigantes, corazones de gigantes, ideas de gigantes, amores de gigantes, esfuerzo de gigantes para salvar al mundo", enfatizó el Jefe de Estado.

Declaró que esa fuerza que tuvieron los padres y madres de la patria, es la misma que hoy día todos los venezolanos deben tener para "hacer realidad el reino del hombre, del humano, de ese que el Nazareno vino a anunciar hace más de 2.000 años, pero nos hemos venido alejando de ese mundo desafortunadamente y que es bueno recordarlo en estos días santos".