Trabajadores de la empresa Almori BPO Services, propiedad de Álvaro Montealegre Rivas, a quien la fiscalía le acusa por el delito de estafa contra las monjas del Colegio Teresiano, interpusieron una denuncia contra el empresario ante el Ministerio del Trabajo (Mitrab) para demandar el pago de sus liquidaciones ante el cierre repentino de esa empresa.

En representación de los trabajadores, Eduardo Padilla, quien se desempeñaba en el área de recursos humanos, comentó que tras el cierre de las oficinas de la empresa, que se ubicaba en el 4to piso del edificio Invercasa, Montealegre no ha dado la cara para responder por el pago de la última quincena de agosto y las liquidaciones de los más de 60 trabajadores de esa empresa.

“La empresa Almori clausuró y no tenemos noticias sobre lo que va a pasar con el futuro de nosotros, (por eso) estamos tomando esta medida para garantizar el pago de nuestras prestaciones sociales que la Ley nos ampara. Estamos aquí para irnos por la vía legal para asegurarnos que el Mitrab nos ayude para poder recuperar nuestro dinero”, explicó Padilla.

Los afectados relataron que la última quincena correspondiente al mes de agosto todavía no ha sido depositada en las cuentas de los empleados. “Seguimos esperando, el problema es que nadie nos da respuesta, no hay ninguna persona a quien avocarnos porque la empresa esta clausurada porque ni siquiera nos dejan entrar al 4to piso de Invercasa”, aseguró.

Trabajadores quedaron “en el aire”

En su demanda, los trabajadores identificaron a Álvaro Montealegre Rivas como el propietario de Almori BPO Services.

“Estamos demandándolo por el pago de nuestras prestaciones, porque definitivamente 60 personas ya no tenemos empleo de la noche a la mañana”, indicaron los reclamantes.

Además dieron a conocer que la empresa estuvo solvente un cierto tiempo, pero que las dificultades con el pago se comenzaron a dar desde hace dos quincenas.

“Álvaro Montealegre tiene que responder porque habemos personas que tenemos hasta 10 años de trabajar con él y terminar de esta manera no es ético y tiene que salir al frente y decir cuando nos vamos a sentar para el pago de nuestras liquidaciones y el pago de nuestras quincenas pendientes”, dijo Padilla.

Según los trabajadores, el salario de la mayoría de los trabajadores era de 500 dólares mensuales. Comentaron además que la empresa se redujo desde hace un año, cuando algunas campañas fueron cerrando y hasta el viernes había más de 60 trabajadores, pero ahora “Almori ya no existe”.

Montealegre citado para el lunes en el Mitrab

Por su parte el Compañero José Enrique Espinoza, Viceministro del Trabajo, explicó que los trabajadores llegaron al Mitrab para iniciar un trámite conciliatorio y confirmó que Álvaro Montealegre deberá presentarse el próximo lunes al Mitrab para responder en el trámite conciliatorio por las liquidaciones y pagos de quincenas atrasadas a los trabajadores.

“En el caso de que Montealegre no se presentara aquí, se emite una constancia de que no se presentó el empleador y ellos (los trabajadores) podrán acudir de inmediato a los juzgados del país”, indicó Espinoza.

El Viceministro confirmó que Montealegre tiene la representatividad legal de Almori BPO Services “y tiene que rendir cuentas ante las peticiones de los trabajadores, juzgados y ministerio del trabajo”.

Espinoza informó que desde la semana pasada el Mitrab había hecho inspecciones en la empresa Almori, pero que hasta el momento todo estaba normal. “Había únicamente una deudas dos meses de atrasos con el Inss en la parte de los empleadores. Esa fue la única medida correctiva y no se tenía ningún asunto pendiente del cierre de esa empresa”, comentó.

Finalmente indicó que el Ministerio del Trabajo buscará que las partes se pongan de acuerdo y se reivindiquen los derechos de los trabajadores.

Exigen a Álvaro Montealegre “que dé la cara”

Varios trabajadores de Almori BPO Services exigieron a través de los medios de comunicación que el empresario Álvaro Montealegre “les dé la cara” y responda por las quincenas atrasadas y el pago de sus liquidaciones ante la clausura de su empresa.

La conserje Jazmina Hurtado dijo que le hacen el llamado para que por favor pague las liquidaciones como corresponde.

“Yo tengo 10 años de trabajar para él. El tiene sus problemas, pero no nos ha llamado, no nos dicen nada y eso es lo que nosotros estábamos esperando. Que por favor busque como resolver a cada quien porque todos tenemos problemas”, expresó.

Los trabajadores dijeron saber que Montealegre tiene dinero suficiente para responder por todas las deudas que tiene con los trabajadores.

Pero si no lo hace, algunos ex empleados aseguraron que irán hasta su casa “para sonarle las cazuelas” y que todo el mundo se dé cuenta que Álvaro Montealegre es un estafador.