Durante el IV Encuentro entre el Gobierno Sandinista y la empresa privada, fue evidente cómo el diálogo ha facilitado la confianza entre el sector público y el sector privado, refirió empresario nicaragüense César Zamora.

Durante una entrevista al programa En Vivo de Multinoticias Canal 4, Zamora recordó que previo al encuentro, presidido por el Presidente de la República, comandante Daniel Ortega, hubo quienes opinaron que el mismo solo serviría “para tomarse la foto”.

No obstante, aseguró que la reunión se destacó por ser muy fructífera para el país.

“Hubo mucha sinceridad, no fue una reunión suave. Se dijeron las cosas, (pero) se dijeron con mucha altura”, indicó.

Zamora aseguró que en esta se plantearon todos los problemas existentes, pero también se vio el aporte que cada sector ha dado.

“Se vio cómo hemos ido aportando en la calidad del diálogo entre el empresariado nicaragüenses y el empresariado extranjero, que está invirtiendo en Nicaragua, y el gobierno", lo cual "le ha dado a Nicaragua resultados positivos".

Hay una evolución en el diálogo

Manifestó que este mecanismo de trabajo ha facilitado calidad en la inversión, plazas de trabajo y convivencia para los nicaragüenses

“Nosotros venimos de una situación donde nos hemos confrontado visceralmente por mucho tiempo y yo creo que desde el empresariado hemos hecho un esfuerzo sustancial por manejar un diálogo que en primer lugar genere confianza; y yo creo que el diálogo de ayer enseña la evolución de ese diálogo, porque ayer, yo diría, que lo que había era confianza en el quehacer hacia adelante”, explicó.

“Cuando iniciamos estas pláticas había mucha desconfianza, luego era probar la confianza, hoy creo que hay confianza y hay enormes retos, pero ya con confianza las cosas salen mucho más baratas”, subrayó.

Un modelo envidiable

Zamora aseguró que este modelo de trabajo es envidiado por los empresarios de los demás países centroamericanos.

“Eso lo manifestó incluso el presidente del Banco Central de Guatemala cuando vino a Nicaragua esta semana y lo manifestó de manera pública. Y nosotros que viajamos por la región hemos constatado que ese es el caso”, indicó.

El empresario destacó que en Nicaragua aún hay grupos a los que se les hace difícil asumir el diálogo,sin embargo, se mostró optimista en que eso irá cambiando.

Sostuvo que queda pendiente mucho trabajo por hacer para alcanzar niveles de crecimiento económico por encima del 7%, pero que para ello los empresarios deben asumir mayores niveles de compromiso con el país e invertir más.