El arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes, hizo el llamado a los fieles católicos a congregarse este sábado a partir del medio día en todas las parroquias del país en la jornada de oración por la paz en Siria y el mundo, convocada por el Papa Francisco.

“Sabemos que el mundo se siente amenazado por la violencia, por la guerra. El Santo Padre siente en su corazón ese dolor. Creo que es el sentimiento también de todos nosotros. Nosotros en Nicaragua hemos vivido tiempos de guerra, creo que esa experiencia nos ha dejado muchas heridas”, manifestó Brenes.

El arzobispo indicó que los nicaragüenses debemos de unirnos en el deseo de que reine la paz en Siria y en todos aquellos países que hoy están viviendo un clima de violencia y destrucción.

El sacerdote catalogó como doloroso las imágenes de prensa que muestran a niños sirios sufriendo por la guerra.

“Esta violencia, esta muerte solo se puede parar con la oración. Creo que va a ser una oración universal. Muchas iglesias, muchos gobiernos también le han comunicado al Santo Padre que se van a unir en esa intensión”, señaló.

La jornada de oración, que inicia a medio día, se extenderá hasta las 5 de la tarde de este sábado, según explicó el arzobispo.