El Comité Internacional por la Libertad de los Cinco Cubanos antiterroristas que fueron condenados en Estados Unidos (EE.UU.), convocó este miércoles a amigos y grupos solidarios a utilizar cintas amarillas, símbolo de la esperanza, por el retorno de estos hombres a su patria.

Mediante un comunicado el comité informó que “durante las acciones que se realicen en la jornada del 5 de septiembre al 6 de octubre, en especial las del 12 de septiembre, día que marca el aniversario 15 del arresto de Gerardo Hernández Nordelo, Ramón Labañino Salazar, Antonio Guerrero Rodríguez, Fernando González Llort y René González Sehwerert, deberán portarse cintas amarillas”.

Según el texto se espera que tanto en EE.UU., como en todas partes del mundo, “en las marchas, plantones, actos y vigilias, frente a la Casa Blanca y a las embajadas de Washington (capital de EE.UU.), se lleven cintas amarillas, como las que usarán los familiares de los Cinco y todo el pueblo cubano que espera el regreso de sus hijos a la Patria".

René González, uno de los cinco -como son llamados- pidió a través de una alocución difundida la víspera por la televisión cubana, que “ese día la Isla de Cuba se sacuda y aparezcan cintas amarillas en los árboles, en los balcones, en las personas, como quiera que se les ocurra usarlas, en las mascotas, como ustedes lo decidan, que esas cintas amarillas llenen al país y que no pueda ser ignorado”.

González explicó que la cinta amarilla “se ha convertido en un símbolo para el norteamericano que espera a alguien en una misión en el exterior, que espera a un soldado, que espera a un ser querido y ese es el mensaje que queremos que ustedes le hagan llegar al pueblo norteamericano”.

Los Cinco fueron arrestados mientras monitoreaban desde la ciudad de Miami (al sureste de EE.UU.) los movimientos y actividades de individuos y grupos violentos dedicados a planificar actos terroristas contra Cuba.

El 4 de septiembre de 1997, estalló en un hotel de La Habana la bomba que mató al joven italiano Fabio Di Celmo, una acción criminal organizada por Luis Posada Carriles, terrorista internacional, reclamado por la justicia de Venezuela por el atentado a un avión civil cubano con 73 personas a bordo en 1976, y que actualmente vive en libertad, en la ciudad de Miami.