“Estaba pensando en la etapa del disco ‘The Downward Spiral’, y en la persona que yo era en ese tiempo”, platica Trent Reznor a The Guardian. “‘Downward Spiral’ se sentía como si tuviera un interminable pozo de ira y baja autoestima sin fondo dentro de mí, y tenía que canalizar algo o explotaría. Pensé que podía superarlo poniendo todo en mi música, parándome frente a una audiencia y gritando emociones hacia ellos desde mis entrañas… pero después de un tiempo, el método no funcionó y otras cosas prevalecieron, drogas y alcohol”.

El músico estadounidense (creador, líder y principal mente maestra detrás de Nine Inch Nails), concedió una entrevista a el diario inglés con motivo de su nueva producción, “Hesitation Marks”, el octavo álbum de estudio de Nine Inch Nails. Y es que para Reznor, este nuevo disco tiene mucho de la etapa de “The Downward Spiral”, su aclamado segundo álbum de estudio, sin embargo, a diferencia de la furia contenida que escupía en los temas del disco de 1994, casi 20 años después de su lanzamiento, el músico opta por el camino de la aceptación.

“Estoy feliz de ya no sentirme así. He aprendido a reconocer gracias a mi proceso de recuperación, que estoy mal hecho en ciertos aspectos, el balance químico de mi cerebro está un poco disparejo en términos de depresión. Este disco (‘Hesitation Marks’) fue escrito como el otro lado de aquel viaje. La desesperación, la soledad, la ira y el aislamiento y el aspecto de no encajar, siguen en mí, pero puedo expresar eso de una manera que se siente más apropiada a quien soy ahora. Y seguido esa ira es más silenciosa”, añadió el músico en la entrevista.

Es por ello que el nombre del disco parece apropiado, traducido como “marcas de vacilación”, directa referencia a las heridas que una persona se hace a sí misma tras un intento fallido de suicidio. El resultado son 14 temas con el clásico sonido electrónico-industrial de la banda y la voz de Reznor cantando letras sobre las frustraciones personales, los cambios internos y los problemas para lidiar con el mundo exterior. De estos temas se desprende el primer sencillo, “Came Back Haunted”, para el que Reznor contó con la colaboración del cineasta David Lynch, quien dirigió el video del tema. El músico ya había trabajado antes con el director, y esta no fue la única colaboración que regresó para esta nueva producción.

Russell Mills se encargó de diseñar el arte del disco en sus diferentes ediciones, aspecto que también ya había cumplido en el mencionado “The Downward Spiral”. “La renovada colaboración sugería muy rápido un masivo potencial para que lo extraño y lo familiar se encontraran y convivieran en trabajos que esperaba encapsular, por alusión, sugestión, metáfora y asociación, las ideas conceptuales en el álbum, así como la contracorriente de su mundo sonoro”, expresó el artista a Billboard sobre este trabajo.

“Hesitation Marks” llega a cinco años de “The Slip” (2008), siendo el primer discolanzado bajo Columbia Records (y por lo tanto el primero desde “Year Zero” (2007), bajo el auspicio de una disquera grande). El álbum llega luego del trabajo alterno de Reznor con la banda How to Destroy Angels, así como sus composiciones en bandas sonoras de cintas de David Fincher, como “The Social Network” (2010), la cual le otorgó el Oscar al músico.

El Dato

- Se trata del octavo disco de Nine Inch Nails.
- El álbum se compone de 14 temas.
- “Came Back Haunted” fue el primer sencillo del disco.
- El video musical de “Came Back Haunted” fue realizado por David Lynch.
- El arte del disco fue realizado por Russell Mills, quien también realizó el de “The Downward Spiral”.
- Es el primer álbum bajo el sello Columbia Records.