Álvaro Montealegre Rivas, acusado de estafar a la congregación de Santa Teresa de Jesús se negó a declarar ante el Ministerio Público, lo que demuestra su falta de colaboración con la investigación que realiza la fiscalía para determinar el paradero de más de 520 mil dólares que las monjitas entregaron al mencionado.

Montealegre Rivas- hermano del ex candidato presidencial Eduardo Montealegre Rivas-llegó acompañado de su abogada Elga Asher, quien aparentemente aconsejó al acusado de cerrar su boca ante la fiscalía y ante los medios de comunicación.

Álvaro Montealegre junto a su cuñado Roberto Bendaña y Hugo Paguaga son acusados por el delito de estafa contra las monjitas, pero también son señalados de crimen organizado, lavado de dinero y estafa agravada contra tres ciudadanas leonesas que confiaron en la Sociedad International Investments and Financial Services Inc, la cual es una firma fantasma, según confirmó la Fiscal Adjunta Ana Julia Guido.

Le cierran oficinas en Invercasa

Guido indicó que este lunes Montealegre Rivas se negó a responder los cuestionamientos de la fiscalía, amparándose en su derecho constitucional de abstenerse a emitir cualquier declaración, lo que para la funcionaria demuestra, que no tiene interés en colaborar.

“Esta decisión de Montealegre no perjudica la investigación, solamente vino a firmar el acta del Ministerio Público y se acogió al derecho constitucional que toda persona tiene en Nicaragua”, dijo Guido a los periodistas que la entrevistaron minutos después que el acusado se marchara junto a su abogada.

Y mientras los asuntos legales se le vienen complicando a Álvaro Montealegre, la directiva del Grupo Invercasa, decidió unilateralmente finiquitar un arriendo de las oficinas donde funcionaba Almori S.A, según un comunicado emitido por el consorcio.

De acuerdo a fuentes bien informadas, Álvaro debe en arrendamiento unos 10 mil dólares, pero la verdadera situación del porque Invercasa decide desalojarlo del edificio, es porque no quieren verse vinculados con las acusaciones que viene acumulando.

Confirma que apoyó a su hermano

Montealegre Rivas llegó a eso de las 10 de la mañana y en esta ocasión se mostró parco ante los cuestionamientos de los periodistas, a quienes pidió que informen que tiene la mejor intención de pagar a las monjitas y a las hermanas leonesas.

“Estamos trayendo a alguien que tiene mucho más experiencia en nosotros, en estructurar todas estas cosas, el propósito es bien sencillo, el propósito es pagarle a todo mundo, así que reporten eso y dejen el sensacionalismo”, dijo Montealegre.

Al preguntarle el porqué la señora Kitty Monterrey-tesorera del PLI-está involucrada en las transacciones financieras de su empresa, respondió que le consultáramos a las ciudadanas leonesas que le están acusado por crimen organizado, lavado de dinero y estafa agravada.

“Ni siquiera estoy inscrito (milita) con el PLI, nunca le he aportado fondos al PLI, pero si yo apoyo a mi hermano”, respondió Montealegre Rivas.