Su Eminencia Cardenal Miguel Obando y Bravo, felicitó al Ejército de Nicaragua por arribar a sus 34 años de constitución, subrayando que los hombres y mujeres que lo integran, trabajan día a día para mantener la Paz, la Armonía, el Desarrollo en nuestro territorio.

“Felicitamos a nuestro Ejército que hoy cumple 34 años de haber sido fundado, felicitamos de manera especial a nuestro Presidente Comandante Daniel Ortega Saavedra, Jefe supremo de nuestro Ejército, igualmente nuestras felicitaciones al Comandante en Jefe del Ejercito General Julio César Avilés y a todos los integrantes de nuestro Ejército, hombres y mujeres solidarios que han escogido una vida de entrega y sacrificio por amor a su patria y amor al prójimo”, dijo el Cardenal Obando, durante los actos oficiales del 34 aniversario del cuerpo armado, fundado con profundas raíces revolucionarios y solidarias.

Las bendiciones del alto jerarca católico nicaragüense, se dieron ante la presencia del Presidente Comandante Daniel Ortega Saavedra; la compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía; del Jefe del Ejército General Julio César Avilés Castillo, de la Comandancia General, de funcionarios del Gobierno Sandinista, del cuerpo diplomático, de representantes de los otros Poderes del Estado y de otros invitados.

Indicó que los nicaragüenses podemos decir que nuestro Ejército está conformado con verdaderos líderes, con hombres y mujeres que se han preparado y se preparan para servir a la patria.

“Es un ejército que se ha preparado para forjar hombres y mujeres al servicio de la patria, servidores públicos comprometidos con el desarrollo de la nación, profesionales del arte militar cuyo propósito final es servir”, subrayó Su Eminencia.

Agregó que nuestro Ejército está conformado por ciudadanos que han declarado su vocación de servicios, “hombres y mujeres de valor que cobijados en su desempeño y ejemplar conductas y valores éticos y patrióticos, no demandan más reconocimiento que el deber cumplido”.

“Nuestro ejército, es un ejército solidario, que no solo está preparado para defender nuestra soberanía en cualquier momento, sino que trabaja día a día para mantener la Paz, la Armonía, el Desarrollo en nuestro territorio”, resaltó.

El Cardenal Miguel aplaudió que a través de los años, el Ejército de Nicaragua no solamente se ha dedicado a custodiar nuestros mares y cielos, sino también se ha puesto al lado del pueblo, apoyándolo y asistiéndole en proyectos civiles.

“Vemos que nuestro ejército custodia nuestros mares, nuestros cielos, al lado de nuestro pueblo apoyando proyectos civiles al servicio de la población, en riesgo trabajando para cuidar nuestra madre tierra, en fin es un ejército vivo, comprometido, moderno y profesional, es un ejército al servicio no solo de todos los nicaragüenses, sino de todas aquellas personas y comunidades extranjeras que han necesitado de su ayuda solidaria y humanitaria”, declaró el líder católico.

Al finalizar sus palabras de felicitaciones, El Cardenal Miguel pidió a Dios, que ponga sus manos en cada miembro del Ejército de Nicaragua, a fin que crezcan en consciencia al servicio y comprensión de elevado sentido de vocación que se dispongan interiormente al bien para que realicen todas sus obras.

“Que ellos mantengan la llama del patriotismo que encendieron los próceres y héroes que han luchado por nuestra patria, asiste con tu infinita ternura a sus miembros más débiles, a los que sufren, a los que perdieron la fe, da el descanso a los que han muerto en el cumplimiento en su misión y consuelo en su familia”, finalizó diciendo Su Eminencia Reverendísima.