El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, y la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, presidieron este lunes el acto del 34 aniversario de la Fundación del Ejército de Nicaragua.

En el acto estuvieron presentes el Jefe del Ejército, General Julio César Avilés; Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando; el Vicepresidente de la República, Omar Halleslevens; la Secretaria de Defensa, Martha Ruiz; el presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez; la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, doctora Alba Luz Ramos; el presidente del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas; el Fiscal Julio Centeno; y la Jefa de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera.

Igualmente estuvieron presentes delegaciones militares de Ecuador, Cuba y México. Así como también alcaldes de todo el país y otros invitados especiales.

El Jefe del Ejército, Julio César Avilés, recibió reconocimientos de los presidentes de los diferentes poderes e instituciones del Estado por la labor que efectúa el Ejército nicaragüense.

Avilés también recibió reconocimientos del general Jorge Peña, comandante de la Fuerza Terrestre de Ecuador; de Vicente Contreras, jefe de la Segunda Sección de Inteligencia de los Estados Unidos Mexicanos; del presidente de la Corte Centroamericana de Justicia, Carlos Guerra, y de otras organizaciones regionales y nacionales.

El Ejército entregó la Medalla Honor al Mérito Amistad y Cooperación al General Jorge Peña, comandante de Fuerza Terrestre de Ecuador; y al Comandante Juan Francisco Pérez, Jefe de la División de Cuadros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba.

El comandante Daniel y el Jefe del Ejército también otorgaron ascensos militares de Coronel, Teniente Coronel, Capitán de Fragata, Mayor, Capitán de Corbeta, Capitán, Teniente de Navío, Teniente Primero, Teniente de Fragata y Teniente.

Sandino, la semilla...

Daniel recordó que un 2 de septiembre de 1927 el General Augusto C. Sandino comenzó dándole forma a todo lo que era la historia de lucha por la soberanía, por la integridad territorial de Nicaragua

Dijo que con la constitución del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional (EDSN), Sandino hacia una síntesis de aquellas batallas libradas, primero frente al colonialismo, en donde nuestros antepasados defendieron sus tierras, sus culturas y su derecho a ser libres. Posteriormente se dio la batalla por la Independencia, en la que dio una nueva cultura que se fue configurando en Nicaragua, como resultado del mestizaje.

“No es casual que como resultado de ese mestizaje, nosotros nos comuniquemos en español, pero tampoco es casual que como resultado de ese mestizaje tengamos comunidades indígenas que han sabido guardar, resguardar, cultivar su cohesión, tanto en la zona del pacífico de Nicaragua donde hay dos conglomerados que dicen mucho de lo que es la fortaleza de nuestros pueblos originarios, como son las comunidades de Monimbó y Subtiava y otras comunidades también en la zona del pacífico, Chinandega, en Rivas, Matagalpa, por todos lados, pero Monimbó y Subtiava son dos comunidades símbolos de la resistencia indígena”, declaró el mandatario.

Agregó que en el Caribe, la resistencia de los pueblos originarios ha logrado guardar y mantener su cultura, su lengua, lo que les hace grandes combatientes y navegantes las comunidades miskitas, ramakies, mayagnas y afro descendientes.

“Toda esa multiplicidad cultural que tenemos en la región del Caribe, no es más que una prueba de que aquí la invasión del colonialismo no logró enterrar la cultura de nuestros pueblos originarios”, resaltó el Comandante Daniel, agregando que estas comunidades originarias utilizaron la resistencia oral, representada en el Güegüense, pero también la resistencia armada.

Resaltó que la lucha por Nicaragua también fue librada por conglomerados de pueblos mestizos, cuando se puso de manifiesto el expansionismo estadounidense e inglés en Centroamérica y particularmente en Nicaragua.

“No se puede olvidar, ni se puede tapar, ni ocultar la historia porque de allí venimos. Allí están nuestras raíces, la parte buena y la parte mala”.

La parte mala, dijo, es cuando el expansionismo británico y norteamericano luchaban por apoderarse de Nicaragua, mientras los nicaragüenses que se proclamaban liberales y los que se identificaban como conservadores fueron llevados a la confrontación y la guerra.

Recordó que en medio de ese enfrentamiento, en Costa Rica se constituyó un “Ejército poderoso, no con el ánimo de promover la unidad, la hermandad, la integración centroamericana, sino con el ánimo de apoderarse del Río San Juan, de apoderarse del lago de Nicaragua, de apoderarse del istmo de Rivas, hasta ahí querían llevar la frontera, apoderándose también de ese rico territorio de Nicoya, el Guanacaste”

Daniel indicó que Costa Rica logró apoderarse de Nicoya, gracias a contar con un Ejército con la tecnología más avanzada que le habría llegado desde Europa, de naciones de ese continente que le facilitaron ese tipo de armamento.

“Ellos tenían la ventaja frente a Nicaragua de la unidad y sus políticas expansionistas, nosotros teníamos la desventaja de la división en la defensa de nuestra integridad territorial, no teníamos un solo ejército, sino que eran dos ejércitos y el pueblo dividido y fue ante esa política de fuerza, ante el empuje militar que se vino presentando en diferentes momentos, hasta lo que fue la Guerra Nacional, donde la política expansionista de Costa Rica, lo que se proponía era, no expulsar al yanqui invasor, lo que se proponía era hacer presencia militar allá donde la fuerzas de Nicaragua eran débiles, una Nicaragua dividida, como les decía, unida circunstancialmente, pero en medio de grandes y profundas contradicciones”, recordó Daniel.

Relató que esa unida se da cuando descubren que el yanqui invasor, William Walker se declara Presidente de Nicaragua y comienza a fusilar compatriotas, lo que despierta el sentimiento de Patria.

Costa Rica se apoderó militarmente de Guanacaste

Mientras esto sucedía en el país, Costa Rica amparándose en su fuerza militar, tenía el objetivo de apoderarse del Río San Juan, del Lago de Nicaragua y del istmo de Rivas, para garantizar el dominio que lo daba su aparato militar de Nicoya.

“Lograron avanzar, lograron al final de cuentas resultados favorables y que en honor a la verdad histórica no son resultados de una Corte Internacional de Justicia, sino son resultados del uso de la fuerza, del establecimiento y desplazamiento de esas fuerzas en territorio nicaragüense, para de ahí iniciar una negociación, donde le dice a Nicaragua: está bien, te quedas con el Lago; es decir, Costa Rica diciendo: Nicaragua te quedás con el lago, como que les pertenecía a ellos, te quedas con el Río, pero Costa Rica con el derecho a navegar con fuerzas militares por el río y Costa Rica se queda con el Guanacaste. Es decir, un acto de fuerza, el resultado de esa configuración que tenemos ahí en la zona fronteriza con Costa Rica es el resultado de fuerza, de actos de guerra y esto hay que tenerlo bien claro”, dijo.

Recordó que en ese momento hubo nicaragüenses en Guanacaste que rechazaron el despojo, salieron las ordenanzas de las autoridades de Costa Rica para fusilar a todo aquel que se atreviera a desconocer a Nicoya, como territorio costarricense.

“Es importante que los nicaragüenses refresquemos un poco esta historia, que la juventud conozca esta historia, no para que vengamos ahora a alimentar sentimientos de revancha en contra del hermano pueblo de Costa Rica, sino para entender de una vez por todas que Nicaragua ha sido víctima de despojo de sus territorios por políticas expansionistas de naciones como Costa Rica”, dijo.

Reiteró que Costa Rica no ganó El Guanacaste en una Corte Internacional de Justicia, fue por la fuerza de las armas.

Nicaragua tiene derecho a recurrir a la CIJ

“Por eso yo decía, y lo decía no por hablar por hablar, lo decía con toda seriedad y lo repito aquí una vez más, que Nicaragua está en pleno derecho de recurrir, si así lo considera, a la Corte Internacional de Justicia de la Haya, para que se revise, en qué condiciones es que pasó ese territorio a manos costarricenses, si fue una transición pacífica, hermanable, de decir: vos te quedás con esto, nosotros con esto y todos contentos; o fue como lo que en efecto fue, una ocupación militar, si Costa Rica ocupó militarmente toda esa zona aprovechando el enfrentamiento de hermanos nicaragüenses, dos ejércitos en Nicaragua, el ejército de los liberales y el ejercito de los conservadores”, historió.

En medio de esas batallas, de esas contradicciones, se vino afirmando un sentido de identidad nacional que ayudó a que a última hora se diese la unida para enfrentar al yanqui invasor que incendio la Ciudad de Granada.

Caso Colombia

El comandante Daniel recordó que con el triunfo de la Revolución Sandinista en 1979, se establecería precisamente el 2 de septiembre como día del Ejército, un ejército que ha sabido asumir su labor en los tiempos de paz.

Al respecto destacó el papel de las Fuerzas Armadas nicaragüenses al momento de enfrentar situaciones como la presentada el año pasado durante el fallo de la Corte de La Haya donde Nicaragua recuperó amplios territorios en el mar Caribe, que hasta ese momento estaban en posesión de Colombia.

Recordó que la primera reacción de Colombia fue no reconocer el fallo de la Corte.

Daniel indicó que a pesar de ello Gracias a Dios se ha logrado evitar la confrontación en la zona.

Criticó el hecho de que el ex presidente Álvaro Uribe esté “gritando a los cuatro vientos allá en Colombia, sobre todo allá en San Andrés, que Colombia no debe acatar el fallo, que Colombia debe instalar sus fuerzas navales allá donde estaban antes del fallo de la Corte Internacional de Justicia".

Daniel recordó que la política expansionista que “venía promoviendo Colombia desde años atrás, no sólo contra Nicaragua sino con todo Centroamérica, buscando cómo tomar acuerdos bilaterales para delimitar fronteras políticas y de esa forma ir creando Colombia un territorio mucho mayor del que en derecho le correspondía”.

Daniel recordó que en una reunión de presidentes en República Dominicana, a raíz del bombardeo colombiano sobre territorio de Ecuador, Uribe se comprometió públicamente a respetar el fallo de la Corte.

“Parece que al expresidente Uribe se le olvidó que el tomó una posición pública siendo presidente de la hermana República de Colombia”, expresó Daniel, señalando que en ese entonces Venezuela había roto relaciones con Colombia, al igual que Nicaragua había retirado su embajador de ese país.

El comandante Daniel dijo que en la reunión él le comunicó a los demás presidentes la política expansionista de Colombia y por lo tanto la demanda existente en la Corte de la Haya.

“Esa ha sido la actitud de Nicaragua: Ir a la Corte en los momentos más duros, en los momentos más difíciles ir a la Corte”, subrayó, recordando el juicio interpuesto por Nicaragua durante la guerra de agresión estadounidense en los años ochentas.

El mandatario recordó que fue el presidente Chávez quien buscó cómo Nicaragua y Colombia acercaran posiciones.

Daniel recordó que a micrófono abierto le dijo a Uribe que retirará los barcos de guerra del meridiano 82, a lo que este respondió: “Esperemos presidente Ortega a que se pronuncie la Corte Internacional de Justicia”.

Manifestó que hoy que Uribe, al no estar en la Presidencia, “le resulta cómodo decir que no hay que respetar” la sentencia de La Haya.

“Siendo presidente sabía perfectamente bien que si decía lo contrario se hundía ante el pueblo colombiano y se hundía ante la comunidad internacional, porque era una política de estado, de la nación colombiana, la asumida ante la Corte Internacional de Justicia. Llevaban sus alegatos. Nicaragua llevaba sus alegatos en una política de estado también y en esa política de Estado también, alegato contra alegato, y por eso es que el presidente Uribe dice (en la reunión de República Dominicana): “esperamos que falle la Corte” cuando le digo que retire los barcos (y) que no hay que esperar que falle la Corte”, dijo Daniel señalando que la Corte nunca dijo que Colombia debía tener barcos de guerra en el meridiano 82.

Bombardeo electoral en Colombia

Al respecto, el comandante Daniel dijo que el presidente Juan Manuel Santos está haciendo siendo bombardeado sobre todo porque viene un año electoral.

“Hay un bombardeo para que Colombia desconozca (el fallo). Hasta el momento Colombia ha desconocido, no ha reconocido el fallo de la Corte”, indicó.

Ejército de Nicaragua, un ejército de patriotas

Aseguró que a pesar de ello el Ejército de Nicaragua es pequeño en comparación al de Colombia tiene una enorme fortaleza moral.

Dijo que nuestro ejército “no tiene el poderío militar que tiene el Ejército de Colombia” ni “el poderío Naval que tiene el Ejército de Colombia”, pero “que es un Ejército Aguerrido, un ejército de héroes, un ejército de patriotas que lleva en sus venas, en su corazón, en su conciencia la sangre y el ejemplo de Diriangén , de Andrés Castro, de José Dolores Estrada, de Sandino, de Carlos Fonseca”.

“Puedo decir con toda claridad que este es un ejército pequeño, con un capital moral, una conciencia patriótica infinita, sin límite”, subrayó.

Dijo que esto es precisamente lo que explica porqué inmediatamente después del fallo, cuando en una reunión con el general Avilés y con la comandancia del Ejército, se revisaron las variantes que existían y las consecuencias que podrían traer esas variantes, se tomó la decisión de enviar una misión militar para ejercer la soberanía sobre los territorios marítimos recuperados.

“La decisión no era fácil”, señaló.

“Poníamos en riesgo en primer lugar la vida y la seguridad de los compañeros a los cuales se les encomendó luego la misión, porque por mucho valor, por mucha fortaleza, por mucha capacidad combativa, las fuerzas (de Nicaragua en relación a Colombia) desde el punto de vista técnico militar eran totalmente desiguales”, explicó.

Dijo que cuando se procedió a ejercer esta misión de alto riesgo, gracias a Dios “hubo madurez, hubo sensatez, prevaleció al final el espíritu de unidad latinoamericana de parte del presidente de Colombia porque no salieron entonces las fuerzas navales ni las fuerza aérea colombiana a confrontar militarmente a las naves que se desplazaban por el mar, o a nuestros aviones con sus limitadas capacidades que se desplazaban también por el cielo”.

Recordó que en ese entonces hubo comunicaciones entre ambas partes y que el mensaje de Nicaragua fue que se estaba haciendo cumplir el fallo de la Corte.

Fallo por las vías de hecho

El comandante indicó que los patrullajes se han logrado mantener, al igual que las labores de pesca se han ido desarrollando cada vez en mayor número como también en mayor número son las empresas pesqueras que ya le solicitan el permiso a Nicaragua para poder pescar en la zona.

“Es decir, se va dando por las vías de hecho lo que es el cumplimiento de la ley”, manifestó.

Dijo que Nicaragua se ha comunicado con los organismos correspondientes de las Naciones Unidas para hacerles ver que una parte de la reserva Sea Flower será administrada por Nicaragua.

Al respeto expresó que para poder operativizar el fallo hay que ponerse de acuerdo con Colombia y con las Naciones unidas y así proteger conjuntamente la reserva.

Aboga por el diálogo

Daniel afirmó que el presidente Juan Manuel Santos ha venido planteando que están estudiando el tema, pero que independientemente de ello es el dialogo y la negociación lo que debe primar.

“Lo importante es que logremos llegar a una negociación, porque es necesario llegar a un dialogo y a una negociación para que en esa negociación nos pongamos de acuerdo cómo se aplica el fallo de manera plena, de forma que tanto Colombia como Nicaragua estando claros cómo se va a manejar la reserva, estando claros cómo se va a patrullar en la zona, estando claros del tema de la pesca, ya esto dejándolo asentado en un tratado”, dijo haciendo hincapié en la importancia de un tratado entre los dos países para el acatamiento del fallo.

Recordó que los fallos de la Corte son de ineludible cumplimiento, pero que siempre es necesario el diálogo.

Ticos no son ángeles

Daniel reiteró a Costa Rica que “no es cierto que ellos son ángeles y nosotros somos demonios”.

“Y por eso les refrescaba un poco la historia, y es bueno que ellos reflexionen porque lo ideal es que no continuemos llevando demandas a la Corte Internacional de Justicia”.

“Lo ideal es que las demandas que tenemos en estos momentos Costa Rica y Nicaragua, la que tiene que ver con el humedal, la que tiene que ver con la carretera, son demandas que ya están en la Corte, lo ideal es que nos pongamos de acuerdo, que dialoguemos, que conversemos y que al final lleguemos a un acuerdo, a un tratado y no esperar que la Corte falle”, destacó.

Recordó que los fallos de la Corte llevan tiempo y demandan muchos recursos de parte de nuestros países. No obstante aseguró que mientras Costa Rica no quiera dialogar continuarán los casos en la Corte.

En cuanto a Colombia, expresó que Nicaragua está dispuesta a trabajar en una comisión para que de allí salga un tratado que permita respetar y poner en práctica el fallo de la Corte.

Denuncia política imperialista contra Siria

En temas internacionales, el comandante indicó que el 2 de septiembre de 1945, Ho Chi Minh proclama la independencia de Vietnam, la cual tiene mucha vigencia en la actualidad.

Daniel recordó que Nicaragua nunca le hizo daño a Estados Unidos para que la invadiera, así como tampoco Vietnam le había hecho daño a Francia.

Recordó que Ho Chi Minh en su proclama describió con crudeza la política colonialista de Francia.

Señaló que luego de la independencia de Vietnam vino la intervención de Estados Unidos, país que uso el incidente de Tonkin como pretexto para empezar la guerra.

Aseguró que algo parecido está pasando actualmente con Siria donde más de 100 mil personas han muerto.

“Esta guerra es atizada por los europeos, por las cúpulas europeas que no quieren dejar de practicar las políticas colonialistas, neocolonialistas e imperialistas”, dijo Daniel.

Manifestó que el Ejército de Siria está peleando contra invasores armados y financiados públicamente por Francia, Inglaterra y Estados Unidos.

“Acusan al ejército Sirio de estar utilizando armas químicas”, sostuvo.

Recordó que Naciones Unidas envió una comisión a Siria, la cual está investigando el caso, aún y cuando también se señala que las fuerzas alentadas por Estados Unidos y los europeos son las que han usado las armas químicas.

Dijo que lo que se busca es que intervenga la OTAN, porque es una guerra que la han venido perdiendo precisamente las fuerzas opositoras al gobierno sirio.

“Yo diría que este es un recurso desesperado. La mentira una vez más”, dijo Daniel. Al respecto señaló que la mentira fue usada por Estados Unidos para intervenir en países como Guatemala, Cuba y República Dominicana, país al cual llegaron inclusive ejércitos latinoamericanos que estaban al servicio del imperio.

En cuanto a Siria manifestó que el gobierno estadounidense llega al extremo de decir que no va a esperar lo que digan las Naciones Unidas.

Dijo tener la esperanza de que el Congreso norteamericano, que no tiene derechos para decidir sobre Naciones Unidas, actúe como el parlamento británico que le dijo NO al primer ministro de ese país.

Denunció que el presidente de Francia también está alentando la invasión. Recordó que durante la ocupación francesa a Argelia hubo más de un millón de muertos en ese país.

En relación al uso de este tipo de armas, señaló que el Napalm fue usado por Estados unidos en Vietnam, al igual que las bombas de racimo. “Ambas son terribles, ambas son monstruosas, ambas deberían desaparecer”, indicó.

Recordó que los países colonialistas e imperialistas fueron los que empezaron a desarrollar estas armas, como por ejemplo las armas atómicas, usadas por Estados Unidos contra civiles en Hiroshima y Nagasaki.

“Con qué autoridad moral pueden hablar”, criticó instando a desaparecer las armas atómicas de los arsenales militares.

“Nosotros queremos para Siria, para Egipto, para Libia, para Tunez, para todos estos países que están en un baño de sangre, queremos que cese ese baño de sangre, y qué hermoso, qué grande sería que los Estados Unidos de Norteamérica, que los países europeos se unieron en una misión de paz para contribuir a la paz en esos países”, señaló el mandatario.

El Cardenal de la Paz

El Comandante Daniel agradeció al Cardenal Miguel Obando por su mensaje de amor y paz al Ejército de Nicaragua, destacando que los nicaragüenses debemos sentirnos orgullosos de tener a Su Eminencia que durante toda su vida ha promovida y defendido la Paz.

“Aquí en Nicaragua, gracias a Dios tenemos el privilegio de tener a sus 87 años aquí gracias a Dios, a un Hombre de Paz, a un Pastor, a un Cristiano, que ha sabido sobrellevar esa bandera de Paz, contra viento y marea, en los momentos más complejos y más conflictivos de la historia de nuestro país, Su eminencia el Cardenal Miguel ha estado ahí con la palabra de Paz, con la palabra Negociación, con la palabra Mediación y cuántas vidas se han salvado”, dijo Daniel al destacar la figura del Cardenal en los diferentes procesos de mediación en que participó durante las décadas pasadas.

Daniel subrayó que gracias a la mediación que promovió el Cardenal Miguel, se salvaron muchas vidas de jóvenes que pertenecían a la Guardia Nacional, durante los periodos finales de la Ofensiva Final cuando se derrocó a la dictadura de Anastasio Somoza.

Posteriormente la participación del Cardenal Miguel fue importante cuando nuestro país fue sometido a la intervención extranjera del Gobierno de Estados Unidos.

“Ahí la mediación de su Eminencia fue determinante y después cuando nuestro país fue sometido a la agresión extranjera, también el Cardenal, ahí gestionando por la Paz, hablando por la Paz, en medio incluso de grandes contradicciones, de incomprensiones, ahí el Cardenal trabajando por la Paz, hasta que se alcanzó la Paz en nuestra patria, pero la Paz tenemos que seguirla cultivando”,

Concluyó diciendo que la Paz no se alcanza por decreto, porque después de una negociación se logran encontrar puntos comunes, pero después se tiene que cultivarla, a como lo ha venido haciendo Su Eminencia, en la Comisión de Reconciliación y Paz, al igual que lo viene promoviendo el Ejército de Nicaragua, de manera firme y consecuente.