Tras la realización de una solemne misa en la Iglesia La Asunción, miles de familias de Masaya realizaron una caminata por toda el municipio, para celebrar el 174 Aniversario de haber sido elevado a la categoría de Ciudad, un 2 de septiembre de 1839.

La caminata culminó en la plazoleta San Jerónimo con un acto central en el que se efectuaron representaciones culturales.

A la misa celebrada en la parroquia de la Asunción y a la misma se hicieron presentes las autoridades de la ciudad, las que posteriormente salieron de la iglesia para dar inicio a la caminata, al son de cohetes y de un tambor tocado por uno de los miembros del Consejo de Ancianos que precedía a las familias de Masaya.

Al respecto del aniversario, el alcalde, Orlando Noguera manifestó que en su 174 aniversario, Masaya tiene perspectivas de continuar construyendo una ciudad mejor, con más salud, más educación, promoviendo el turismo, rescatando su identidad, cultura, tradiciones y costumbres.

Destacó que esa Masaya forma parte del esfuerzo que junto al comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, vienen realizando con la construcción de un modelo Cristiano, Socialista y Solidario, con fraternidad y solidaridad.

Por su lado, Rafael Rodríguez, secretario del Consejo de Ancianos de Monimbó, dijo que es algo sumamente importante, “especialmente para el consejo de Ancianos y Monimbó, que la novia de Monimbó llegue a su 174 aniversario, estando brazo a brazo con nuestro heroico barrio en la lucha por preservar nuestras tradiciones para dejar un legado a nuestros niños, a nuestros jóvenes”.

Gozo por el cumpleaños de Masaya

Silvio Jiménez, también miembro del Consejo de Ancianos, manifestó “nuestros ancestros lucharon por ver a una Masaya elevada a ciudad porque anteriormente era una villa, la villa de San Fernando y hoy al conmemorar el 174 aniversario de ser elevada a ciudad y hoy la vemos bonita, limpia en unidad y reconciliación”.

Entre tanto el poeta Márvin Ríos Castellón, quien fue declarado hijo dilecto de Masaya por su aporte a la ciudad como poeta, como combatiente histórico y en los batallones de reserva, expresó que se siente gozoso de recibir esa distinción en el 174 aniversario de su ciudad.

Otra persona también distinguida como hijo dilecto de Masaya, es Ulises Morales, quien agregó que ha trabajado por la cultura, por el turismo desde antes y cuando fue delegado de turismo por seis años, apoyando a grupos de artesanos.