Vietnam celebra este lunes el 68 aniversario de su independencia con el acento puesto en una proyección internacional que preserva el legado histórico como trasfondo, según reseñó Prensa Latina.

De acuerdo al medio, entre las diversas actividades conmemorativas llevadas a cabo previamente destaca un llamado del primer ministro, Nguyen Tan Dung, a profundizar la cooperación con todas las naciones y organizaciones regionales e internacionales, a cuyos representantes en Hanoi ofreció una cena.

La prensa local resaltó los éxitos en la erradicación del hambre, la reducción de la pobreza y la construcción de una sociedad de bienestar con altos índices de crecimiento económico, después de una devastadora guerra desatada por Estados Unidos de la que Vietnam salió victorioso y reunificado.

En las vísperas de la fecha patria, las autoridades rindieron homenaje al forjador de la independencia, el presidente Ho Chi Minh, y en la ciudad que lleva su nombre se exhibieron nuevos objetos y documentos donados al patrimonio histórico expuesto en el museo.

Los vietnamitas celebraron por estos días la revolución de agosto de 1945, que bajo la conducción de Ho Chi Minh se venía preparando durante años, en la coyuntura de la derrota de Japón, que ocupaba el país tras la rendición de la administración colonial francesa.

El 2 de septiembre su primer presidente proclamó en una declaración la República Democrática de Vietnam, lo cual, según los expertos, es un hecho hasta entonces inédito, pues el territorio se liberó del colonialismo en África y Asia por la propia lucha de sus combatientes patriotas.

Sin embargo, aún le quedaría después a los vietnamitas resistir la reocupación francesa y la agresión intervencionista estadounidense, para llegar a la hoy floreciente República Socialista de Vietnam.