Miles de matagalpinos se volcaron a celebrar en la plazoleta ubicada junto al Río Grande de Matagalpa la XII edición de la Feria Nacional del Maíz, que se realiza todos los años entre el 31 de agosto y el primero de septiembre, evento en el cual se realizaron los concursos del mejor nacatamal, el mejor atol y la mejor chicha bruja, así como se escogió a la nueva reina de las fiestas y a su cacique.

“Somos hijos del maíz”, destaca el lema de la feria del maíz, donde anualmente se desbordan pequeños empresarios de distintos sectores de Matagalpa, mostrando sus comidas y bebidas hechas en base a maíz, entre ellos el nacatamal, tamales, tamal pisque, indio viejo, tortillas, la chicha, chicha bruja, atol, atolillo, yoltamal, pozol, cususa, entre otros platos y bebidas.

La Feria del Maíz es una iniciativa del gobierno municipal de Matagalpa, apoyado por el gobierno del presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, a fin de promocionar los productos confeccionados en base a ese grano y del cual se ha derivado una importante muestra gastronómica, propia de la cultura y costumbres nicaragüenses.

En la feria se dieron cita no solamente familias oriundas de Matagalpa, sino que llegaron de otras partes del país, así como del extranjero, tanto norteamericanos, como europeos e incluso japoneses, que consideraron deliciosa la cocina hecha en base a maíz.

A lo largo de la feria también hubo una buena muestra de música regional norteña, en el contexto del Festival de Música Campesina que se realiza a la par de la Feria del Maíz, selecciones musicales que disfrutaron los asistentes a la feria.

En el festival sobresalieron grupos de música regional folklórica como polkas, mazurcas y jamaquellos, así como realizaron una presentación artística de danzas regionales para delicia del público.

Tradición ancestral

Sadrach Zeledón, alcalde de Matagalpa, dijo que lo más importante de los ya 12 años de feria del maíz, “ha sido el rescate de una tradición ancestral en Matagalpa que es la cultura de la producción del maíz, que se había perdido desde 1990, hasta el 2001 que volvimos al gobierno municipal como Frente Sandinista”.

“Hay que recordar que en los años 80 nosotros hacíamos este tipo de actividades a nivel nacional, pero es hasta ahora que prácticamente hemos logrado restituir, recuperar con este evento, mucha identidad nacional y local, lo que promueve el protagonismo de la población, de los campesinos, de los pequeños productores, de las familias y genera muchísimo impacto cultural, económico y social”, destacó el compañero Zeledón.

Entre tanto, Ivania Zelaya Hernández, una productora, dijo “la feria va muy bien y le damos gracias a Dios, el gobierno y a la gente que viene a comprar nuestros productos, eso muy bueno lo que ha estado haciendo el gobierno municipal y nacional, impulsando este tipo de feria”.
Por su lado Marjorie Mendoza, manifestó que “la feria está muy interesante, hay mucha afluencia de personas que le gusta los platillos y afirmó que sirve para que no perdamos nuestra tradición para que siempre sigamos consumiendo nuestro maíz”.

Por su lado Mina Murata, ciudadana japonesa dijo “es muy divertido participar en esta feria, es muy rico el indio viejo, me gusta el nacatamal y comer atol, me gustan todos los productos a base de maíz. en Japón casi no hay comida de maíz”.