La precisión fue hecha este domingo por el vocero oficial de la ONU, Martin Nesirky, ante preguntas sobre la decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de lanzar ataques militares contra Siria.

También reiteró que la ONU es la única en capacidad de establecer los hechos de manera imparcial y creíble, con respecto al empleo de artefactos químicos en el país árabe.

El portavoz informó que el secretario general del organismo mundial, Ban Ki-moon, conversó por teléfono con el sueco Ake Sellstrom, jefe del grupo de la ONU que acaba de realizar pesquisas al respecto en la localidad de Guta, en las afueras de Damasco

En ese intercambio el especialista indicó que "los preparativos para la clasificación de las muestras (recogidas en el lugar de los hechos) marchan bien y mañana comenzarán a ser transferidas a los laboratorios".

Ese trabajo fue realizado con la presencia de dos funcionarios del gobierno de Siria, como observadores, y en correspondencia con lo establecido por la organización para la prohibición de armas químicas, precisó Nesirky.

El titular de la ONU solicitó al jefe del equipo de expertos que acelere los análisis y la información sobre las evidencias recolectadas sin afectar los procedimientos científicos requeridos y que informe sobre los resultados tan pronto como sea posible.

El vocero también anunció que Ban Ki-moon se reunirá el martes próximo con los 10 miembros no permanentes del Consejo de Seguridad (Argentina, Australia, Azerbaiyán, Guatemala, Luxemburgo, Marruecos, Pakistán, Sudcorea, Ruanda y Togo).

Ayer lo hizo con los cinco permanentes y con derecho de veto (Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y China).