Al informar el suceso, el viceministro del Ambiente y los Recursos Naturales, ingeniero Roberto Araquistáin, sostuvo que desde horas tempranas de este martes, autoridades del Marena, Minsa y la Alcaldía de Nagarote se encontraban en el lugar para identificar de dónde pudo haber salido el petróleo que contaminó las aguas de Playa Azul, y se descubrió que había una fuga de crudo en uno de los contenedores de la empresa Puma Energy, nueva subsidiaria de la ESSO Estandard Oil.

El funcionario manifestó que en horas tempranas de este miércoles las autoridades procederían a limpiar la costa de los residuos del petróleo crudo que se salió del contenedor de la empresa transnacional y que ya la fuga fue reparada.

Afirmó que el área a limpiar en el agua mide al menos 500 metros a la redonda, donde a simple vista se aprecia una mancha negra sobre el mar.

Manifestó que una comisión especial está llevando a cabo las investigaciones del caso para aplicar las debidas medidas administrativas en contra de la empresa y si cabe un acto criminal, sobre todo por el daño ambiental que ha causado el derrame de crudo en la zona.