La Fiscal Adjunta del Ministerio Público, Ana Julia Guido, aseguró que esta entidad está poniendo sus mayores esfuerzos para determinar el paradero de los 526 mil dólares que pertenecen a la Orden Santa Teresa de Jesús y que fueron entregados a los señores Álvaro Montealegre Rivas, Roberto Bendaña y Hugo Paguaga, socios de la empresa International Investments and Financial Services Inc.

La funcionaria del Ministerio Público manifestó que para llegar al fondo del asunto, están trabajando coordinadamente con la Superintendencia de Bancos y Otras Instancias Financieras.

“Hemos estando consultándole, hemos estado pidiendo información, hemos estado reuniéndonos para ver y dicen que está empresa no está ni como grupo financiero, ni como sociedad, ni como nada están registradas en el país”.

Aseguró que el análisis hechos hasta el momento a la denuncias, es que existe una Gestión Abusiva (lo contempla el Código Penal), Estafa Agravada y un perjuicio a la estabilidad económica y bancaria del país. Agregó que las conclusiones tardaran un poco, dado el enredo financiero que hicieron los involucrados para hacerse de los fondos que le entregaron la monjita y los otros denunciantes.

Bendaña la enreda más

Guido informó que Montealegre Rivas fue citado para el próximo lunes a rendir una segunda declaración y Hugo Paguaga Baca el miércoles 4 de septiembre, dado que durante las interrogatorios, estos se señalan, se acusan y se contra cusan.

La Fiscal Adjunta manifestó que Bendaña y socios la vienen enredando más en cada declaración que dan, lo que obliga a los funcionarios de la fiscalía a citarlos nuevamente para que respondan por las acusaciones que se hacen.

“Bendaña fue citado el día de hoy, pero prácticamente en cada entrevista que da se enreda más, porque tenía que aclararnos donde están los 400 mil dólares que recibió, sin embargo dice que no está a cargo de las finanzas y que no sabe nada del dinero”, mencionó Guido.

Manifestó que el último rastro que tienen del dinero de las monjitas, es cuando Bendaña firmó un documento que le hace depositario de los miles de dólares para la empresa Café Don Paco S.A y a partir de ese momento no hay pistas de los fondos.

“Ahí está su firma que recibió el dinero, pero él dice que no sabe nada, por otro lado Álvaro Montealegre dice que el otro lo sabe, entonces están en ese estira y encoge los dos, mientras Hugo Paguaga igualmente, entonces los vamos a volver a llamar. Nosotros necesitamos dar con los 400 mil dólares y estos 400 mil dólares entre ellos está, porque ellos lo recibieron, ahí están las firmas de ellos”, dijo Guido.

Sostuvo que hasta el momento el Ministerio Público tiene serios indicios que esta compañía radicada en Panamá, es una empresa de maletín.

¿Hay indicios que esta compañía de estos señores es una empresa de maletín?, se le preguntó a Guido, quien respondió “totalmente, desde el momento que la Superintendencia de Bancos a nosotros nos proporcionó la información, que no es una empresa que está inscrita, obviamente que no es una empresa que este legalmente constituida en Nicaragua”.

Dijo que conforme avancen las investigaciones, se contempla la solicitud de retención migratoria, a fin que estas personas no abandonen el país, ni de Managua, según la responsabilidad que tengan cada denunciado.