El Premio Nobel de Economía 2011, el estadounidense Thomas Sargent, aseguró hoy en Brasil que la culpa de la inflación que existe en el mundo la tiene el gasto excesivo de los gobiernos. 

"La inflación es siempre un fenómeno fiscal. Los culpables son el Congreso y el gobierno que gastan más de lo que tienen", dijo el investigador de la Universidad de Harvard durante su participación en el Congreso Internacional de Economía que se celebra en Brasil.

Según Sargent, aquellos países que adoptan una política fiscal responsable no tienen problemas con la inflación, que es un problema que en su opinión afecta principalmente a los pobres.

"La inflación es muy costosa para los que no tienen dinero. Los bancos y los que trabajan con los sistemas de pago se dan bien con la inflación", explicó.

El experto consideró que Brasil ha aprendido a lidiar con la inflación y tiene un sistema financiero sofisticado.

El estadounidense evitó en todo momento criticar la situación económica de Brasil; no obstante, señaló que el país sudamericano tiene una gran ventaja por "no tener la moneda del mundo", en referencia al dólar, y por "estar siempre preocupado por la inflación".

Según el Premio Nobel de Economía, la hegemonía del dólar debe terminar en 40 o 50 años, debido a que la divisa estadounidense está en una "erosión constante".