Legisladores nicaragüenses calificaron de muy importante el discurso del Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra, durante un encuentro con los diputados del Parlamento Centroamericano (PARLACEN), en el que denunció que los Estados Unidos y varios países europeos pretenden instalar un “teatro de guerra” en Siria, lo que representa un peligro para la seguridad mundial.

En sus palabras el líder nicaragüense calificó de irónico que al celebrarse el 50 aniversario de un discurso ofrecido por Martín Luther King, el gobierno de Barack Obama en complicidad con autoridades de Francia, Italia e Inglaterra, estén preparando una ofensiva guerrerista contra Siria.

La compañera Alba Palacios, subrayó que el Comandante Daniel Ortega en diversos foros mundiales, ha llamado y contribuido a los procesos de paz, tal y como ocurrió en Centroamérica cuando fue un protagonista fundamental en la firma de los Acuerdos de Esquípulas II, que permitieron la paz.

“En el proceso de Esquipulas fue uno de los baluartes para que se logrará la Paz en Centroamérica y particularmente en nuestro país, a partir de ello, siempre ha sido vocero por la búsqueda de la paz mundial, dado que nosotros hemos vivido situaciones bastante difíciles”, subrayó Palacios.

Dijo que el comandante Daniel hizo ese llamado a la paz, porque sabe que se están moviendo las fuerzas guerreristas que lidera Estados Unidos, que tiene intereses de dominación y de lesionar mucho más el proceso difícil que viven las naciones árabes.

“El Presidente Ortega lo que quiere es evitar el derramamiento de más sangre, la imposición de gobiernos que sean impuestos desde el exterior sin que tengan un desarrollo propio o un proceso normal y natural dentro de su población, a como debería de ser, las potencias deberían de retirarse de cualquier nación y dejar que la nación con sus propias capacidades decida su destino”, dijo Palacios.

América Latina debe condenar actitud guerrerista de EEUU

“Yo pienso que en el contexto mundial, Estados Unidos sigue creyendo que es el gendarme del mundo, que es el policía del mundo, que ellos son los que van a decir, quiénes son los buenos y quiénes son los malos”, reflexionó el diputado liberal Wilfredo Navarro al coincidir con el llamado de paz que hiciera el Presidente de Nicaragua.

Agregó que la situación de Siria es igual a lo que aconteció con las guerras contra Irak y Libia, cuando Estados Unidos y sus socios guerreristas, pusieron de pretexto para su aventura criminal, el uso de armas de destrucción masiva por parte de esos gobiernos árabes, algo que posteriormente fue desmentido.

“Esa fue la justificación para atacar a dos pueblos, masacrarlos y al final nadie habló de las armas de destrucción masiva e igual están hablando en Siria, están diciendo de que se están usando armas químicas y definitivamente no es Estados Unidos, el que va a decidir eso”, señaló el legislador.

Navarro argumentó que Estados Unidos quiere lanzarse a otra guerra, con el ánimo de ocultar las denuncias del ex agente de la CIA Edward Snowden, quien reveló una serie de programas de espionaje que ejecutan en todos los países del mundo.

“Dentro del ALBA va a tener su repercusión, los pueblos de Latinoamérica ya no son caja de resonancia de los Estados Unidos y va a haber un reclamo, no a favor de nadie, sino por la paz mundial y porque se garantice la soberanía del pueblo sirio, que los sirios decidan ellos mismos su destino y no sean los norteamericanos”, declaró Navarro.

Nicaragua quiere la Paz Mundial

El coordinador de la bancada sandinista Edwin Castro, recordó que el artículo 5 de nuestra Constitución Política, refiere que Nicaragua es una nación que sustenta la solución de conflicto propuestas no guerreristas y promueve la solución pacífica de los diferendos.

“Yo creo que eso es lo que todos deberíamos de aspirar y evocar en Nicaragua y llamar al mundo a una reflexión”, dijo Castro, quien hizo ver que Naciones Unidas no ha emitido ningún informe que demuestre las acusaciones de Estados Unidos en torno al uso de armas químicas por parte del Gobierno de Siria.

Recordó que toda acción bélica siempre trae daños a la humanidad, “¿cuántas escuelas no se destruyeron en Irak?, ¿cuántos niños no murieron en Afganistán?, ¿cuánta gente no ha muerto en Egipto o en Libia?, ¿Cuántos hospitales no fueron destruidos en Libia?”.